El Comercio

La gran familia del Carreño Miranda

Los galardonados por la Asociación de Antiguos Alumnos del Carreño Miranda.
Los galardonados por la Asociación de Antiguos Alumnos del Carreño Miranda. / JOSE PRIETO
  • La Asociación de Antiguos Alumnos entrega sus reconocimientos anuales

  • La alcaldesa elogia la «capacidad de unión» del centro y su capacidad para mantener los lazos una vez superada la época escolar

No importan años ni generaciones, actividades profesionales o lugar de residencia. La gran familia del Instituto Carreño Miranda celebró ayer la quinta edición de su fiesta anual para reconocer a antiguos alumnos y profesores del instituto, al tiempo que homenajeaba a José Raúl Rodríguez, 'Raulín', fallecido el pasado verano.

Un sentimiento de comunidad que ayer recibió los elogios de la alcaldesa, Mariví Monteserín, al expresar el «orgullo» de la ciudad por esa «capacidad de generar lazos» y que supera los límites del centro, como lo demostró la presencia del Coro de Amigos de Miranda para sumar sus voces al reconocimiento a José Manuel Feito.

La profesora Esther López Fernández también era homenajeada en una velada en la que se subrayaba la calidad humana de la plantilla del centro. A título póstumo, se premiaba al profesor José Benito Álvarez-Buylla Álvarez. Su hija, Virginia, destacaba la huella del Instituto Carreño Miranda en su padre.

Los galardones surgen a propuesta de los integrantes de la Asociación de Antiguos Alumnos y reconocen facetas con rasgos comunes como la bonhomía y una trayectoria marcada por el compromiso social, como es el caso de Marisol Rodríguez de la Flor, o una brillante trayectoria profesional, como es el médico José Luis Morán Junquera o el ingeniero industrial Ernesto Martínez Fuente, con una vida que es todo un ejemplo de superación.