El Comercio

Intervención detecta irregularidades en Festejos por valor de 16.664 euros

El público abarrota la calle San Francisco durante el Descenso de Galiana.
El público abarrota la calle San Francisco durante el Descenso de Galiana. / MARIETA
  • Las retribuciones a nombre de charangas desaparecidas pretendían justificar pagos en negro a personas que no podían emitir facturas

El informe de la interventora municipal sobre las facturas falsas detectadas en la concejalía de Festejos se dio a conocer ayer, seis meses después de que la alcaldesa se lo solicitara tras conocerse una serie de pagos a personas que nunca habían recibido el dinero.

Inicialmente, el Ayuntamiento había reconocido pagos irregulares en Festejos por valor de 6.138 euros, pero, una vez concluido el análisis de toda la documentación por parte de la Intervención municipal, esa cantidad ha resultado sensiblemente más elevada y alcanza los 16.664 euros. La mayor parte de ese dinero, 10.994 euros, corresponde a facturas y recibís falsos, mientras que hay otros 5.670 euros que, directamente, no tienen ningún documento que acredite cuál fue su destino, ni verdadero ni falso.

El manejo del dinero en el departamento era anormal y contravenía «lo expresamente ordenado en los decretos municipales», según asegura la interventora. No solo se emitían cheques sin nombre, sino que se realizaban transferencias sin contar con las preceptivas firmas y se efectuaban movimientos entre cuentas en metálico. En otros casos, el dinero se entregaba a sus receptores, pero no se exigían recibís hasta semanas más tarde. Además de estos incumplimientos de carácter administrativo, también se detectan otros de carácter presupuestario, cuyo alcance «debe ser deducido por la jurisdicción contable». La interventora, de hecho, ha remitido la información tanto al Tribunal de Cuentas como a la Fiscalía, que «son los órganos que deberán establecer las actuaciones correspondientes para determinar la responsabilidad derivada de las anomalías».

De la documentación remitida ayer puede deducirse, sin embargo, que las irregularidades administrativas y la falsificación de documentos no tendrán consecuencias políticas. El Ayuntamiento emitió ayer una nota en la que explicaba que las averiguaciones efectuadas por la Intervención se trasladarían a Recursos Humanos «para que se deduzcan las actuaciones que procedan en el ámbito disciplinario y laboral», y se aclara que estas «únicamente afectarían al empleado público», es decir, al gerente de Festejos.

El expediente relativo a las anomalías detectadas en este área fue puesto ayer a disposición de los grupos de la oposición. Mañana miércoles será presentado en una comisión extraordinaria de Hacienda. Allí comparecerá la concejala Ana Hevia, que hasta ahora había rehusado dar explicaciones públicas de lo sucedido, exceptuando una nota de prensa en la que defendía que el dinero se había destinado a «pagar otros servicios que fueron prestados dentro del área de Festejos».

El destino de los fondos

Del dinero correspondiente a unos premios del Antroxu, que en realidad no se otorgaron, se ha constado que 1.128 euros fueron cobrados por un proveedor de servicios de un evento, y otros 660 se justifican en un documento explicativo «como satisfechos a personas distintas por circunstancias diversas, sin que se pueda detectar el destino de los importes restantes», explica Intervención. Entre esos otros servicios habrá algunos que se corresponderían a los llevados a cabo por personas físicas que, por sus especiales circunstancias, no estaban en disposición de presentar facturas. Gente que participó en los desfiles u otros actos, músicos, intérpretes...

En 2015, por ejemplo, se repartieron supuestamente 6.400 euros en premios a la participación a cuatro grupos. Dos de ellos, las charangas Los Diaños y Los Españolitos, figuran en la documentación municipal como receptores de estos pagos, pero para entonces llevaban varios años disueltos y aseguran no haber recibido dinero alguno. Parte de ese dinero, 1.100 euros, se utilizó para abonar el alquiler de la nave que se utilizó aquel Antroxu para preparar los artilugios del Descenso de Galiana.

El que fuera presidente de Los Diaños, Matías Martínez Moya, fue uno de los comparecientes en este proceso de investigación. Su antigua formación constaba como cobradora de premios también en los años 2013 y 2014, cuando la charanga había desaparecido en 2011. En los expedientes municipales consta que en tres años recibieron 4.272 euros, cuando a sus bolsillos no llegó absolutamente ningún dinero por parte del Ayuntamiento.

«No se ha producido quebranto alguno de las arcas públicas», insiste Ana Hevia. Sin embargo, ha habido pagos sin acreditar, otros que no se corresponden con los justificantes presentados al Ayuntamiento, prácticas que deberían haberse erradicado hace tiempo como la emisión de cheques al portador o manejo de dinero en metálico y manipulación de documentos públicos en los que se falsificaron firmas de más de una decena de personas.

El caos contable resulta evidente, a juicio de la Intervención. En el informe se habla de la «no coincidencia» entre las operaciones, los documentos y las justificaciones presentadas. También se aportaron justificantes de pagos de premios por importe de 3.336 euros, «cuya salida no ha sido evidenciada». Es decir, que de la cuenta de Festejos salió dinero sin que haya facturas que lo acrediten, mientras que existen recibís por cantidades que nunca fueron cobradas.

El análisis se ha limitado a las partidas 'pagos a justificar' desde principios de 2013 hasta junio de 2016. Este sistema permite a los autorizados a disponer de una cierta cantidad de dinero, cuyo destino deben acreditar en el plazo de tres meses.

Temas