El Comercio

Ana Hevia cree que las irregularidades en Festejos no son motivo de dimisión

Ana Hevia seguida de los concejales Manuel Campa y Raquel Ruiz
Ana Hevia seguida de los concejales Manuel Campa y Raquel Ruiz / MARIETA
  • La concejala se ha expresado en este sentido antes de entrar a la comisión que esta mañana analiza la auditoría externa y el informe de la Intervención Municipal del área

«Se han cometido anomalías, errores en la tramitación, pero considero que eso no es motivo de dimisión». Así de rotunda se ha mostrado esta mañana la concejala de Festejos Ana Hevia antes de entrar en la comisión municipal que analiza la auditoría externa y el informe de la Intervención Municipal sobre las irregularidades detectadas en las facturas expedidas en su área.

Preguntada por si ha habido por su parte un exceso de confianza en la persona del gerente de Festejos, ha declarado que lleva muchos años trabajando con él. «En la parte que me corresponde explicar, estoy convencida de que todo el dinero se gastó en Festejos, pudo haber cometido errores en la tramitación pero, desde luego, no me cabe ninguna duda de su honestidad», ha precisado la concejala socialista sobre el gerente.

«Después del análisis de Intervención y de la auditoría, resulta que del total de 884.897 euros, se tramitaron de forma incorrecta 10.497, una cifra que nos da una idea de la dimensión de este asunto, pese a ello, mi máximo interés es ofrecer toda la información necesaria y despejar todas las dudas para demostrar que hasta el último euro se gastó en actividades programadas», ha declarado.

La concejala ha hecho hincapié en que «no hubo apropiación de fondos ni quebranto para las arcas públicas»" y ha dicho que es la más interesada en que toda esta cuestión se aclare y que con ese afán acude a la Comisión de Hacienda.

Los resultados de la auditoría externa

Según ha podido saber este periódico, el departamento de Festejos estuvo años justificando pagos en 'B' por premios a charangas desaparecidas que, en realidad, no se habían otorgado, abonando dinero a personas o entidades sin que constase ningún justificante, emitiendo cheques al portador y realizando transferencias bancarias sin las firmas requeridas. El expediente abierto para tratar de esclarecer el caso de los pagos irregulares en el departamento de Festejos pone de manifiesto un funcionamiento caótico y múltiples anomalías relacionadas con el funcionamiento económico de este área, según detalla el informe de la auditoría externa contratada a Global Local Audit para apoyar la investigación interna.

Esa auditoría habla de «incumplimientos relevantes» en las normas que rigen la gestión de la cuenta bancaria a la que se cargaban los pagos a justificar. «Se observan disposiciones de efectivo y operaciones registradas que no se corresponden con la finalidad que motivó los diferentes pagos», explica el texto, en el que el auditor se plantea incluso que debe ser cuetionada «la integridad de los fondos públicos que han sido administrados a través de la referida cuenta».

Sólo se han analizado los pagos realizados desde el año 2013 hasta mediados del presente 2016, y en este periodo figuran como habituales cargos a las charangas Los Diaños y los Españolitos, ambas disueltas a principios de la década, para tratar de justificar así el dinero que salía de la cuenta de Festejos para pagar diferentes servicios realizados para el departamento por otras personas que no presentaban factura, aunque las anormalidades en las transacciones económicas llegan más allá y parecen haber sido una práctica habitual.

Temas