El Comercio

Valentín Rodríguez, en el Hospital Universitario San Agustín.
Valentín Rodríguez, en el Hospital Universitario San Agustín. / MARIETA

«La calidad del aire es aceptable, aunque la polución afecta a los enfermos»

  • El director general de Salud Pública presenta en el Hospital San Agustín el primer análisis sobre los efectos de la contaminación en la salud en Asturias

Mucho se ha escrito y se escribirá sobre los efectos de la contaminación atmosférica y la salud. Para aportar luz a ese relación de la que nadie duda, la Dirección General de Salud Pública encargó a sus epidemiólogos un estudio científico que analizase esa relación. El epidemiólogo Valentín Ruiz coordinó en 2015 ese estudio en el que también trabajaron Olga Alonso Alonso y Ana Fernández Somoano y que, bajo el título 'Calidad del aire y salud en Asturias', se repetirá anualmente.

«No queremos entrar en polémicas con nadie. Hemos hecho un estudio científico, con datos, rigor y la máxima seriedad para analizar la situación de la contaminación y la relación entre los niveles altos de partículas PM 10 y la salud», explicaba Valentín Rodríguez antes de iniciar la sesión general del Hospital Universitario San Agustín en la que presentó la investigación.

En su elaboración, han tenido en cuenta los datos de la red de estaciones medidoras del Principado de Asturias con los ingresos registrados en los hospitales San Agustín, Cabueñes y Central de Asturias relacionados con la enfermedad asmática, además de las consultas en Atención Primaria por la misma patología. El periodo analizado concluyó en 2015.

«La contaminación baja»

El análisis de los datos permite extraer a los autores diferentes conclusiones. La primera es que «los niveles de contaminación en Avilés en los últimos veinte años se han reducido», asegurando que «nuestro nivel de calidad del aire es aceptable, en la media europea».

Ello no impide que existan momentos puntuales con superaciones de los límites de polución recogidos por el Real Decreto 102/2011. En esos momentos, «se registra un aumento de problemas en los enfermos de asma, con un incremento de la media de ingresos hospitalario», apuntó Rodríguez. La media de ingresos hospitalarios de pacientes de asma se encuentra en tres diarios, y en esas jornadas se eleva hasta ocho.

La cifra de ingresos no impide que Rodríguez lance un mensaje de «tranquilidad», habida cuenta que el estudio se refiere a un sector específico de la población con una patología más sensible a la polución. En las repeticiones del estudio se analizarán nuevas variables para tener más información sobre la repercusión de la calidad del aire en la salud. «Todos somos muy sensibles a la calidad del aire. Es un tema que por la historia reciente nos preocupa, pero los datos demuestran que en los últimos 20 años la polución ha descendido en Avilés», apuntó el epidemiólogo.

Valentín Rodríguez también habló entre la diferencia de los valores de PM 10 recomendados por la Organización Mundial de la Salud y los establecidos por la legislación europea, que los doblan. «La OMS establece unas recomendaciones en las que considera que, debajo de ellas, no existe ningún problema para la salud, pero señala que los estados deben fijar sus límites de acuerdo con las condiciones socio-económicas», comentó ayer en el San Agustín.