El Comercio

La Junta General pide a la Sindicatura de Cuentas que fiscalice Sogepsa

  • El Parlamento asturiano también está tramitando un proyecto de ley para convertir en pública a esta sociedad

El pleno de la Junta General del Principado ha acordado hoy, con la oposición del PSOE, solicitar a la Sindicatura de Cuentas que fiscalice a la Sociedad de Gestión y Promoción del Suelo del Principado (SOGEPSA). La petición había sido trasladada por el PP y Foro, y contó con el apoyo de todos los grupos con representación en la Cámara, salvo del socialista porque, según la diputada Margarita Vega, se trataba de una "propuesta de fiscalización falaz", porque la Sindicatura ya ha auditado la cuentas de la sociedad entre 2007 y 2014 y porque ya está en marcha una la auditoría encargada por la Junta.

El pasado 25 de mayo la Junta General pidió al Gobierno por unanimidad elaborase una auditoría integral de Sogepsa en el periodo 2008-2015 para evaluar la eficiencia en el uso de recursos públicos y las causas que la llevaron a entrar en situación de preconcurso.

El Parlamento asturiano también está tramitando un proyecto de ley para convertir en pública a esta sociedad, donde actualmente el 42 por ciento del accionariado está en manos privadas.

El diputado popular, José Agustín Cuervas-Mons ha recordado que la sociedad está prácticamente en la ruina, que su plantilla se enfrenta a un ERE y que ante esa grave y precaria situación es necesaria su fiscalización.

Sogepsa acumula una deuda de 150 millones de euros y los 22 trabajadores de su plantilla se enfrentan a recortes de empleo y sueldo previstos en un plan de viabilidad que la consejera de Infraestructuras, Belén Fernández, ha dado a conocer recientemente. Esta sociedad superó recientemente la situación de preconcurso tras alcanzar un acuerdo con la unión temporal de empresas (UTE) responsable de ejecutar las obras del Polígono de Bobes para refinanciar los 8,6 millones que les adeuda por sentencia judicial.

La empresa registró el pasado año unas pérdidas de 2,8 millones de euros, frente al beneficio de 60.000 euros que logró en 2014. La empresa acumula una deuda de 146,6 millones, 116 de ellos con bancos y 30,6 con el Principado, que además tiene avalados 96,55 millones más a la sociedad.

Temas