El Comercio

El PSOE atribuye las anomalías en los pagos de Festejos al «empeño por tener las mejores fiestas»

La concejala de Festejos, Ana Hevia, junto a su compañero de gobierno Manuel Campa durante la sesión plenaria de ayer.
La concejala de Festejos, Ana Hevia, junto a su compañero de gobierno Manuel Campa durante la sesión plenaria de ayer. / MARIETA
  • «Todos somos conscientes de que hasta el último euro ha ido al pago de servicios», defiende Manuel Campa

El concejal de Hacienda, Manuel Campa, expuso ayer las conclusiones del equipo de gobierno después de que haya «finalizado el proceso de fiscalización y presentación de las alegaciones en relación con las disfunciones detectadas en el área de Festejos». El edil socialista mantiene que los «errores» en la tramitación son atribuibles «al empeño y autoexigencia del servicio para que, a pesar de los recortes presupuestarios, Avilés tuviera unas fiestas a la altura de la ciudad». Ese mayor grado de exigencia que «se autoimpuso el servicio» derivó en un «mayor volumen de trabajo y en los errores de tramitación que, en otras circunstancias, no se hubieran producido», defendió Campa.

Después de las explicaciones de la edil responsable del área, Ana Hevia, en la comisión de Hacienda celebrada el jueves, su compañero de gobierno cree que «todos somos conscientes de que hasta el último euro ha ido destinado al pago de los servicios necesarios para la organización de fiestas en la ciudad» (ver el cuadro explicativo que acompaña a esta información). Y repitió que «no hubo mala fe en ningún momento, ni merma para las arcas públicas ni otro interés que el cumplimiento del servicio público».

El concejal de Hacienda volvió a insistir en que «después de la revisión completa y exhaustiva de todos los gastos a justificar, el 98,7% presenta una tramitación perfecta, lo que da una dimensión exacta de los hechos». Un aspecto, el de la cantidad económica que suman las facturas mal tramitadas, que ha sido puesto de relevancia por el equipo de gobierno desde el primer día en que LA VOZ DE AVILÉS destapó estos pagos irregulares a raíz de una denuncia formulada por la charanga Los Diaños, a la que se le habrían imputado cobros después de llevar años disuelta. En aquel momento ya se reconocían 6.138 euros, que la auditoría ha elevado hasta los 10.884 que explica el gobierno local, o los casi 17.000 de los que habla la oposición al incluir los 5.670 euros que, según la auditoría externa realizada, no tienen ningún documento que acredite cuál fue su destino, ni verdadero ni falso.

Como ya hizo la concejala del área ante la oposición en la comisión de Hacienda celebrada este miércoles, Campa se refirió a las «singularidades» e «idiosincrasia» propia de Festejos para continuar su argumento sobre los «errores» en la tramitación. Afirmó que «en el día a día surgen circunstancias que son muy difíciles, cuando no imposibles, de prever. Y que exigen la toma de decisiones inmediatas para garantizar el éxito de las fiestas o la propia seguridad de las personas».

Añadió que algunos de los proveedores con los que trabaja la Concejalía de Festejos tienen unas «singularidades específicas». Como ejemplo citó a personas que están jubiladas y que desarrollan actividades tradicionales o que están fuera del mercado. Entre las justificaciones de pagos que realizó Ana Hevia en la comisión de Hacienda se encuentran al menos dos ejemplos de ese tipo, como sendos talleres de cestería en las fiestas de El Bollo y en la Semana de la Mar hace dos años o la conducción del antiguo camión de bomberos de Avilés, 'Mofletes', que por sus características realiza un bombero jubilado.

Otros pagos tramitados incorrectamente tienen que ver fundamentalmente con el pago del alquiler de la nave en la que se realizaron los artilugios del Descenso de Galiana el año pasado o premios concedidos a Chigres Antroxaos o la Ginkana Automovilística.

Explicación pública

La oposición había reclamado ya el pasado lunes, cuando se conoció el contenido de la auditoría externa y el informe de la Intervención Municipal de las cuentas de Festejos entre 2013 y 2016 la dimisión de la concejala Ana Hevia. El miércoles lo volvieron a hacer después de escuchar sus alegaciones en la comisión de Hacienda y ayer repetían la petición. Lamentaban que la alcaldesa no haya tampoco atendido a su petición de que cesase a la edil, ya que ella había anunciado ya su intención de mantenerse en el cargo.

Creen los cinco grupos que componen la oposición municipal, que en este caso prácticamente mantienen el mismo discurso, que «el equipo de gobierno quiere dar por zanjado aquí este grave asunto». Sin embargo, ellos entienden que todavía queda «mucho por aclarar».

En el Pleno celebrado el pasado mes de junio se acordó que Ana Hevia compareciese una vez que estuviese listo el informe técnico. La alcaldesa, Mariví Monteserín, había asegurado que esa comparecencia se produciría en el marco que se determinase, «que puede ser una sesión plenaria, una comisión o cualquier otra fórmula que se acuerde con la oposición».

De momento, la edil de Festejos lo ha hecho en comisión de Hacienda, pero los grupos municipales de la oposición quieren que lo haga en el Pleno. «Esperamos que se cumpla ese compromiso, pero si no se hace seremos nosotros quienes forzaremos el Pleno extraordinario en el que Ana Hevia dé todas las explicaciones públicamente, no a puerta cerrada».

Además, la oposición ya anuncia que en esa sesión plenaria, sea convocada por la alcaldesa o forzada por su mayoría en el Ayuntamiento, reprobarán a la edil. Una figura, la de la reprobación, que no tiene ningún efecto práctico pero que dicen que «es la salida que nos queda si ella no dimite y la alcaldesa se empeña en no cesarla a pesar de que claramente no ha ejercido bien las competencias que le han sido asignadas por la propia Mariví Monteserín».

Otra investigación

La celebración en la jornada de ayer del Pleno mensual del Ayuntamiento impidió a los grupos que conforman la oposición iniciar el trabajo para poder establecer la fórmula que emplearán para tratar de obligar al equipo de gobierno a contratar nuevas auditorías que investiguen los pagos realizados a través de cuentas similares a las que manejaba festejos, cuentas de 'Pagos a Justificar'.

El punto de mira lo tienen especialmente puesto sobre la de Mercados y Ganados, dependiente también de Ana Hevia. Entienden que la auditoría externa establece dudas sobre la forma de operar también en estas otras cuentas y el hecho de que la Interventora Municipal no respondiese a sus peticiones de explicaciones sobre ellas en la reunión del miércoles acrecienta sus sospechas. De momento el equipo de gobierno guarda silencio sobre estas otras cuentas y su investigación en una auditoría externa.

Temas