El Comercio

360 euros por capturar sin licencia y fuera de campaña quince kilos de percebes

  • El acusado logró una rebaja de la petición de pena solicitada por el Ministerio Público, inicialmente fijada en 1.440 euros de multa, al reconocerse como autor de un delito contra la fauna

El juzgado de lo Penal número 2 de Avilés ha condenado al pago de una multa de 360 euros y a un año de inhabilitación para el marisqueo a un hombre por coger quince kilos de percebes en Castropol, sin licencia y además fuera del periodo fijado para la extracción.

El fallo, firme tras haber admitido los hechos el acusado, relata que, en la noche del 2 al 3 de julio de 2015, extrajo quince kilos de percebes, de los que el setenta por ciento eran crías con una talla inferior a cuatro centímetros, en la zona costera de Punta la Cruz, en la localidad de Castropol. Según la Fiscalía, esto causó un perjuicio relevante para la protección y conservación de la especie «por la cantidad extraída y la talla de la misma».

El acusado logró una rebaja de la petición de pena solicitada por el Ministerio Público, inicialmente fijada en 1.440 euros de multa, al reconocerse como autor de un delito contra la fauna.

Al igual que la angula y otras especies, la consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos del Principado es la que regula la campaña de extracción del percebe. La zona costera de Punta Cruz está declarada de marisqueo parcial y, entre 2014 y 2015, la única fecha de extracción habilitada se extendió del 10 de diciembre al 3 de enero.

La Guardia Civil controla todo el año las zonas rocosas de la costa asturiana en las que suelen trabajar los perceberos. A pesar de esta estrecha vigilancia, son muchos los que se arriesgan, no solo su bolsillo sino su vida, por este cotizado crustáceo. Cíclicamente, el percance de algún percebero salta a los titulares por lo arriesgado de su labor.