El Comercio

Avanza critica que se intenten «descargar en el botones» las irregularidades de Festejos

  • Avanza asegura que en las últimas semanas «se han vertido todo tipo de declaraciones, algunas de ellas muy contradictorias, que ponen en el disparadero a un trabajador con contrato temporal cuyo único mal puede haber sido el de cumplir órdenes y velar por el desarrollo de las actividades conforme a las directrices previstas»

El sindicato Avanza considera «inadmisible» que las responsabilidades derivadas de las irregularidades detectadas en el Festejos «se intenten descargar en el botones», -en referencia a Rubén Arias, gerente y único empleado del área-. El gobierno local le ha abierto un expediente disciplinario «sin atender motivadamente sus alegaciones», actitud que el sindicato enmarca «en su intento de tirar por la calle de en medio y que podría desembocar ante un nuevo proceso judicial de resultado impredecible».

Avanza asegura que en las últimas semanas «se han vertido todo tipo de declaraciones, algunas de ellas muy contradictorias, que ponen en el disparadero a un trabajador con contrato temporal cuyo único mal puede haber sido el de cumplir órdenes y velar por el desarrollo de las actividades conforme a las directrices previstas».

Un informe de Intervención cifra en 16.664 euros el importe de las irregularidades detectadas en Festejos y aconseja poner los hechos en conocimiento de la Fiscalía y del Tribunal de Cuentas por si fuesen constitutivas de delito y también abrir un expediente disciplinario a Rubén Arias. En sus alegaciones, el trabajador sostiene que nunca ha cometido irregularidades, que siempre ha trabajado conforme a los protocolos establecidos por el Ayuntamiento y que todos los pagos que realizó fueron controlados por Intervención. También pone en tela de juicio la credibilidad del informe de Intervención, «una copia literal» de una auditoría ejecutada por encargo del gobierno local.