El Comercio

El Instituto de Prevención de Riesgos informará sobre la intoxicación por mercurio de AZSA

  • IU denuncia que la empresa sigue pleiteando y no pagó siquiera la multa por incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales

El Instituto de Prevención de Riesgos y de la Consejería de Sanidad elaborará el informe definitivo sobre la intoxicación por mercurio de medio centenar de trabajadores de la empresa IMSA en Asturiana de Zinc (AZSA), en el que se tendrán en cuenta las investigaciones académicas que trataron directamente esta cuestión, particularmente la recientemente realizada en la Universidad de Oviedo. Esta ha sido una de la batería de propuestas presentadas por Izquierda Unida en la Junta General, en coincidencia con el cuarto aniversario de la intoxicación del suceso, que ha sido apoyada por todos los partidos políticos representados en la comisión de empleo, industria y turismo.

En el mismo texto también se pide establecer un mecanismo de colaboración entre el Instituto de Prevención de Riesgos Laborales con la Universidad, el Instituto Nacional de Silicosis y otras administraciones e instituciones para la prevención, investigación y rehabilitación de los trabajadores afectados por las intoxicaciones de mercurio. El punto tercero aprobado hoy significa promover y apoyar los proyectos de investigación sobre la prevención, evolución y las complicaciones de la intoxicación por mercurio inorgánico con el objetivo de mejorar su tratamiento y seguimiento, así como reforzar la investigación y el seguimiento en colaboración con la mutua de los trabajadores de AZSA que también hubieran podido inhalar mercurio inorgánico.

El diputado de IU, Ovidio Zapico, recordó que están a punto de cumplirse cuatro años de uno de los accidentes laborales por intoxicación producidos en Europa, y que durante todo este tiempo la empresa sigue pleiteando y no ha pagado, siquiera, la importante multa por incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos. Del mismo modo, denunció en el Parlamento que los acuerdos entre la empresa y los trabajadores se cumplen solo en parte, en lo referente a los análisis sanitarios, pero se cumplen «en menor medida o no se cumple la garantía de trabajo en la subcontrata». El diputado de IU también puso de relieve que los trabajadores afectados se encuentran en un estado físico «penoso» con problemas neurológicos, psicológicos, de visión, de equilibrio, en la piel, en las piezas dentales, «Más de 15 de esos 50 trabajadores padecen secuelas importantes y su estado de salud les impide realizar su trabajo habitual y les complica su calidad de vida», explicó el diputado de IU, a la vez que recordó que «sólo se ha reconocido su incapacidad laboral a unos pocos de ellos y por sentencia judicial».

Ovidio Zapico también lamentó que está aprobada una resolución del Congreso de la legislatura pasada que respalda a los trabajadores en la investigación, el tratamiento y en la protección social, y en que la intoxicación por mercurio fuese considerada enfermedad laboral, pero “por desgracia” esa resolución también está incumplida.