El Comercio

El teatro infantil lucirá en Navidad

Julia Rodríguez, programadora del Palacio Valdés, y Yolanda Alonso, concejala de Cultura, ayer.
Julia Rodríguez, programadora del Palacio Valdés, y Yolanda Alonso, concejala de Cultura, ayer. / MARIETA
  • El ciclo 'Jovenescena' presentará en el Palacio Valdés dos actuaciones cargadas de fantasía los días 27 y 28 de diciembre

La programación de las fiestas navideñas de Avilés no se ha hecho más de rogar y ya comienza a presentar, con más de un mes de antelación, los primeros planes culturales. Como viene siendo costumbre, Yolanda Alonso, concejala de Cultura, insiste desde su cargo en la necesidad de cubrir la alta demanda de actividades infantiles y juveniles presente en la ciudad, más si cabe en estas señaladas fechas. Así, el ciclo 'Jovenescena' llevará los próximos días 27 y 28 de diciembre dos espectáculos dirigidos al público familiar al escenario del Teatro Palacio Valdés.

«Aunque todavía estamos cerrando la programación de Navidad junto a la concejalía de Festejos, queríamos anunciar ya este ciclo para lograr la máxima difusión posible», apuntaba ayer Alonso. La edil señaló a su vez la voluntad de ofrecer representaciones muy llamativas para los más pequeños y ratificar el apoyo a los artistas de la región. «Las dos compañías son asturianas, hay mucho talento aquí como para irse a buscarlo fuera», comentó.

El espectáculo 'Sueños Mágicos', organizado por la compañía 'El Ilusionista', llevará el martes 27 la magia a las tablas del Palacio Valdés, ya que se trata de un 'show' multidisciplinar que combina a la perfección la parte estética con la técnica para fusionar música, acrobacias, efectos especiales y otros muchos toques artísticos que prometen cautivar a los más pequeños. Además, uno de los rasgos característicos de este grupo es el de interactuar con su público, convirtiéndolo así en protagonista de la propia actuación.

En mismo horario, a las 18 horas, pero al día siguiente, cogerá el relevo 'El sueño de una noche de verano'. La compañía Teatro del Cuervo adapta este clásico del dramaturgo inglés William Shakespeare para acercarlo a los niños, si bien su visualizado se recomienda a partir de los ocho años para poder disfrutar al máximo de él. «Lo que hacen es realmente difícil, porque conseguir captar la atención durante más de una hora a estas edades y con un texto de partida tan complejo es un reto muy desafiante», aseguraba Alonso. El propio grupo de actores, más de una decena de profesionales de la interpretación, define este proyecto como «una versión limpia en conflictos y texto para facilitar su comprensión, pero sin olvidar a Shakespeare».

Sin querer dar más datos al respecto, la concejala de Cultura adelantó ayer que en los próximos días se sucederán las presentaciones de actividades infantiles similares. Por último, Alonso destacó el «esfuerzo» realizado para ofrecer precios «asequibles y pensados para las unidades familiares». El importe se concreta en seis euros para niños y diez para adultos, y en nueve y quince respectivamente si se adquiere un abono para las dos representaciones. Las entradas se podrán comprar a partir de mañana.