El Comercio

Elena García accede a la Quinta de Pedregal gracias a una sentencia judicial

Peritos contratados por el grupo que forman Isabel Becerril, la esposa de García Arias, y dos de sus hijos, Elena y Daniel, realizaron ayer un inventario de la propiedad.
Peritos contratados por el grupo que forman Isabel Becerril, la esposa de García Arias, y dos de sus hijos, Elena y Daniel, realizaron ayer un inventario de la propiedad. / MARIETA

Las profundas discrepancias abiertas en el seno de la familia García Becerril y trasladadas al Grupo Melca, del que sus cinco integrantes son los únicos titulares, volvieron a escenificarse ayer en la Quinta de Pedregal, la 'casona' sita en la calle de José Manuel Pedregal, sede de distintas empresas del grupo y residencia actual de José Luis García Arias. Su hija, Elena García Becerril, se personó a primeras horas de la mañana con un poder que la faculta como representante de su madre, Isabel Becerril, y con una sentencia judicial que, asegura, la autoriza a entrar en la finca cuantas veces sean necesarias al objeto de realizar un inventario de los bienes que contiene. En un principio García Arias se negó a permitirle el paso, actitud que solo declinó cuando su hija le advirtió que en caso de persistir llamaría a la policía.

García Becerril accedió finalmente a la finca acompañada de su representante legal y de varios peritos que durante un largo período de tiempo inventariaron y fotografiaron estancias y objetos. Solo abandonaron el lugar cuando entendieron que ya habían cumplido su cometido.

La sentencia que le permite entrar en la Quinta de Pedregal fue dictada por el juzgado de primera instancia que tramita el divorcio de sus progenitores después de que en dos anteriores ocasiones García Arias le negase el acceso. En una de ellas el fundador del Grupo Melca requirió la presencia de la Policía Nacional después de que su hija, por mediación de un cerrajero, cortase la cadena que cerraba la apertura del portón de acceso de vehículos.

Isabel Becerril y los dos hijos que están de su parte, Elena y Daniel, entienden que los bienes de la finca pertenecen a la sociedad de gananciales que forma el matrimonio, a la espera de que la juez resuelva el proceso de divorcio, mientras que José Luis García Arias y el hijo que se mantiene fiel, Miguel, defienden por contra que su titular es la sociedad, 'Cartera de Inversiones Melca 'En liquidación'.