El Comercio

Las olas destrozan el muro de la factoría de AZSA en Arnao

Estado en el que ha quedado parte del muro perimetral de la factoría.
Estado en el que ha quedado parte del muro perimetral de la factoría. / LVA
  • La fuerza del mar también reabre la grieta de la losa que se extiende a la salida del túnel de Arnao y la Policía Local cierra el acceso peatonal

El temporal de mar registrado en los últimos días ha derribado parte del muro perimetral de la factoría de Asturiana de Zinc en Arnao y ha provocado un importante socavón que afecta únicamente al recinto exterior. Según la empresa, la situación no ha mermado la capacidad productiva de la instalación y los trabajos de reparación ya están en marcha.

Los desperfectos se concentran en la zona más próxima al túnel, en el entorno de la puerta orientada hacia el aparcamiento de la playa de El Dólar, hasta hace poco utilizada de forma provisional como punto de acceso rodado a la factoría. Una vez reconstruido el puente sobre el río Ferrota, los camiones han vuelto a entrar y salir por la vía habitual, en la parte que comunica con el poblado de Arnao.

La fuerza de las olas también han afectado a la losa que se extiende junto al aparcamiento de la playa de El Dólar, una zona especialmente expuesta a los embates del mar. Ha vuelto a resquebrajarse, abriendo una grieta claramente visible que ha llevado a la Policía Local a prohibir el acceso. No así al aparcamiento, que continúa operativo.

Es un problema recurrente. El Ministerio de Agricultura, pesca y Medio Ambiente destinó en 2014, tras los excepcionalmente fuertes temporales que sacudieron el litoral asturiano en invierno de ese año y del anterior, la cantidad de 148.447 euros a sellar la grieta, la misma que ahora vuelve a reabrirse. Técnicos de Costas ya inspeccionado la zona y se está a la espera de que emitan el correspondiente informe.

El temporal también ha causado un desprendimiento en el saliente rocoso que, a medio camino entre el túnel y el Balneario, cae desde la carretera hasta la playa de Salinas. Además de tierra cayeron sobre la arena un importante número de rocas de tamaño considerable, sin que afortunadamente alcanzasen a persona alguna. El desprendimiento se produjo durante la noche.