El Comercio

Consejos para abuelos 'todoterreno'

En el Centro de Mayores participarán en el taller un total de siete personas.
En el Centro de Mayores participarán en el taller un total de siete personas. / MARIETA
  • Un taller de doce sesiones organizado por Cruz Roja ayuda a mejorar las relaciones en el cuidado de los nietos

En los últimos años, los casos en los que los abuelos se tienen que encargar de la crianza total o parcial de sus nietos se han multiplicado de forma notoria debido a la crisis, que en muchas ocasiones ha obligado a los padres a emplear más horas en sus puestos de trabajo. A raíz de esta problemática, Cruz Roja Española detectó la necesidad de ofrecer un soporte a modo de formación a estos abuelos 'todoterreno' que se ven obligados a rescatar sus labores de crianza.

«Trabajamos sobre todo los aspectos necesarios para crear una buena base de comunicación en las familias, porque si existe el abuelo debe gozar de la misma autoridad que un padre», explicaba ayer Natalia Fernández-Campoamor en el Centro de Mayores de Las Meanas, donde se celebró la primera sesión del 'Proyecto de soporte psicosocial a personas mayores que ejercen labores parentales a menores de edad' o, en su versión popular y reducida, 'Abuelos educadores'. La trabajadora social guiará a los siete inscritos a través de doce reuniones para ofrecerles consejos a todos los niveles.

En la programación también están previstos encuentros generacionales que reunirán a las dos partes para un mejor análisis de cada caso. No obstante, Fernández-Campoamor ya conocía ayer cada historia antes del contacto con sus protagonistas. «Precisamente la dinámica va por inscripción porque yo necesito saber cada situación antes de comenzar, ya me he leído todos los expedientes», señalaba. A pesar de estas particularidades, los dos casos generales a los que se pueden enfrentar los profesionales están bastante definidos: familias en las que los abuelos se tienen que hacer cargo de los nietos por incapacidad o pérdida de custodia de los padres y los que asumen este rol educador de forma parcial por falta de tiempo de los progenitores.

Los participantes trabajarán en sesiones grupales, lo que facilitará a su vez el 'feedback'. Además del apoyo y los consejos referentes a la mejora de comunicación con los nietos, los abuelos también recibirán formación relativa a sus propios cuidados. «Es igual de importante trabajar los autocuidados para evitar la sobrecarga del cuidador, que en la mayoría de casos ya tiene los problemas relacionados con la edad», destacaba la responsable de un plan más que estudiado para poder representar una verdadera ayuda en la cotidianidad de estos 'superabuelos' que tanto aportan a la sociedad.