El Comercio

Quince toneladas de cachivaches sirven para contratar a un trabajador

Iris Martín dirige la visita al Ekocenter de Emaús en Avilés seguida por el gerente de Cogersa.
Iris Martín dirige la visita al Ekocenter de Emaús en Avilés seguida por el gerente de Cogersa. / Marieta
  • La campaña de reciclaje de Cogersa y Emaús, en la que participaron ocho centros educativos de Avilés, casi duplica los kilos de enseres recogidos el año anterior

Cinco minutos de contrato por cada kilo de material reciclaje. Es lo que ha ‘costado’ el contrato del trabajador que desde principios de noviembre está trabajando en el Ekocenter de Emaús en Avilés gracias a la ‘Recogida solidaria de enseres y cachivaches’ que durante un mes ha movilizado a 26 ayuntamientos y 36 centros educativos, ocho de ellos en Avilés.

La iniciativa se enmarca en la Semana Europea de la Prevención de Residuos en la que, por segundo año consecutivo, Cogersa (Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias) participa con la fundación social Emaús. Si el año pasado lograron recoger 8,3 toneladas de material, en esta edición han superado las quince, lo que ha permitido formalizar el contrato de inserción sociolaboral prometido. «El año pasado no pudimos contratar a nadie porque no conseguimos llegar al objetivo, pero como este año sabíamos que sí lo haríamos, el trabajador, que estará con nosotros un año y medio, entró a principios de noviembre y está en la carga y descarga del camión», informó ayer Iris Martín, la directora territorial de la fundación social Emaús en la presentación de los resultados de la campaña, junto a Santiago Fernández, gerente de Cogersa, en el Ekocenter de Avilés. Ambos celebraron el aumento de «concienciación» con el reciclaje de la población según se deduce de las toneladas de enseres y cachivaches recogidas en las 84 organizaciones que se han sumado a la iniciativa. Entre los ayuntamientos, Santiago Fernández quiso destacar el esfuerzo de Coaña, proporcionalmente a su tamaño y población, con 815 kilos recogidos y del colegio público Marcos del Torniello, en Avilés, con más de trescientos.

Los ayuntamientos de Gijón y Oviedo fueron los que más lograron recoger, con 2.775 y 1.845 kilogramos, respectivamente. De los considerados rurales, tras Coaña se situó Castrillón, El Franco, Llanes, Siero, Proaza, Cangas del Narcea y Llanera.

Respecto a los colegios, La Salle de La Felguera (Langreo) superó los cuatrocientos kilos y el Marcos del Torniello, el José Bernardo de Sama de Langreo y el instituto Valle de Aller, los trescientos. Les siguieron el IES Valle del Turón (Mieres), el Número 5 y los colegios públicos ovetenses La Gesta I-II, Lorenzo Novo Mieres y El Villar de Trubia.

Martín celebró los buenos resultados de la campaña porque «notamos que más gente conoce lo que hacemos y los beneficios que se generan cuando se dona algo a Emaús. Es un efecto que dura muchos meses y que nosotros traducimos en oportunidades de trabajo para personas en especiales dificultades». También destacó que la plantilla de la fundación llega ya a los doce empleados en Asturias.

El gerente de Cogersa añadió que alargar la vida útil de los productos reutilizándolos o donándolos es una pieza esencial de la correcta gestión de residuos, objetivo de la Semana Europea de la Prevención. «Cuando hablamos de donar para el aprovechamiento posterior estamos ante la opción de hacerlo a organizaciones que no tienen ánimo de lucro, como Emaús, las cuales dan a lo recibido una gestión que combina los beneficios ambientales, con amplios beneficios sociales», animó.