El Comercio

Mirada entrenada, ciudad accesible

Pudieron comprobar la accesibilidad a la antigua Escuela de Cerámica.
Pudieron comprobar la accesibilidad a la antigua Escuela de Cerámica. / MARIETA
  • El Ayuntamiento recibe el premio al Destino Turístico Accesible 2016 y reconoce que hay que seguir trabajando

Avilés recibió ayer el galardón que la acredita como Destino Turístico Accesible 2016, en la tercera edición del certamen nacional convocado por la empresa ThyssenKrupp Encasa para «poner en valor a quienes se esfuerzan» por hacer una ciudad para todos. La candidatura de la ciudad recibió 8.390 votos, de los 37.098 totales, en una votación online que situó a Linares y Córdoba como segunda y tercera ciudad accesibles, respectivamente. Yolanda Alonso, concejala de Cultura, fue la encargada de recoger un «un premio de ciudad» y compartirlo con las entidades que durante muchos años «han logrado que en nuestra mirada esté una ciudad inclusiva, en la que todos podamos vivir, participar, hacer turismo e ir al teatro», enumeró. «Una mirada que hay que entrenar», recalcó tras coger de manos de Belén Galán, directora de marketing y comunicación de ThyssenKrupp Encasa en un acto celebrado en el Palacio de Valdecarzana.

«Mirar desde los ojos de un discapacitado no es fácil», reconoció Alonso y «nuestros aliados son DIFAC, los auténticos motores del cambio», invitados al acto, pero anfitriones de la posterior visita guiada a la ciudad en la que también participó PREDIF (Plataforma Representativa Estatal de Personas con Discapacidad Física), colaboradora en la iniciativa de ThyssenKrupp Encasa y representada ayer por su vicepresidente regional, Aladino Pandiella, y su tesorero, Eduardo Llano.

Antes de emprender un agradable paseo que sorprendió a la propia Blanca Galán por su belleza, Yolanda Alonso remarcó la preocupación del Ayuntamiento por mejorar la accesibilidad física de «una ciudad medieval con zonas de difícil tránsito». Puso el acento, sin embargo, en el reto de eliminar una barrera aún más importante que la física, «la social», y en ese sentido puso como ejemplo las cláusulas sociales incluidas como requisito sine qua non a las empresas que acceden a contratos públicos. «Las empresas no saben lo que se pierden. Igual no se refleja en sus números, pero la contratación de estas personas añade un plus muy importante. Su capacidad de superación se contagia», remarcó.

Y se marcó como reto del Ayuntamiento tener presente la «visión del discapacitado» en la configuración de una «ciudad atractiva para visitar y trabajar». «Seguiremos peleando», a la vez que reflexionó sobre algunas medidas que incentivarían la accesibilidad de empresas y establecimientos, «por ejemplo, bajando las tasas».

Visibilidad

Belén Galán se refirió también a las «barreras mentales, las que nos obligan a pensar en los demás» y recordó que la accesibilidad es un derecho universal «que hay que poner en valor», el objetivo del concurso de ThyssenKrupp Encasa. «Qué mejor forma de eliminar las barreras que dar visibilidad al trabajo de los municipios». Por eso surgió este certamen, para dar visibilidad a «quienes se esfuerzan», argumento que apoyó con el dato extraído de una encuesta que reflejaba que los jubilados alemanes, aquellos ya aquejados por algunos problemas de movilidad, preferían veranear en Italia que en España. «¿Es Italia más accesible que España? No, pero se sabe vender», razonó.

Desde el Palacio de Valdecarzana, y tras el acto oficial, tocaba conocer el Destino Turístico Accesible 2016 en una visita guiada que tuvo como primera parada la iglesia de San Antonio de Padua. Por la calle de La Ferrería, se explicó que era una de las más antiguas y sus soportales, los únicos que les dio tiempo a conocer.

Se bajó hasta el parque del Muelle, el primero de la ciudad, para a continuación enfocar el barrio de Sabugo, con paradas frente a la iglesia del Carbayo y la de Santo Tomás de Cantorbery. Desde ahí, se continuó hasta la plaza de Hermanos Orbón y ahí hasta los propios avilesinos se sorprendieron al escuchar de la guía que era conocida por hasta siete nombre. «Se aprende mucho andando por ahí», comentó divertido Julián Valdavida, presidente de DIFAC.

Aún quedaba recorrido porque el buen día animó a realizar la visita con calma y alargar cada parada. El recorrido se completó con la visita al Palacio de Camposagrado, la calle de La Fruta y la Plaza de España.

Belén Galán se confesó encantada con la ciudad que acababa de descubrir. «Pues no viste nada», apuntó Valdavida para enumerar a continuación lo que le faltaba: las calles de Rivero, Galiana, el Parque de Ferrera y el del Carbayedo. Como mínimo.

Concurso

La candidatura de Avilés en el concurso puesto en marcha a través de una votación popular online, que se desarrolló a lo largo del mes de octubre, fue presentada por un usuario anónimo. Al concurso solo se podían presentar localidades con más de veinte mil habitantes que tengan un plan de accesibilidad integral y, al menos, una ruta accesible. Cáceres y Lugo fueron las capitales ganadoras en las dos ediciones anteriores.