El Comercio

Sandra Velarde Suárez.
Sandra Velarde Suárez. / J. PRIETO

El Principado se reunirá con el Ministerio de Energía para reclamar un «marco eléctrico estable»

  • La directora general de Industria anuncia que ya se han establecido los primeros contactos e insiste en la necesidad de cambiar la actual subasta

La directora general de Industria, Sandra Velarde Suárez, que el jueves intervino en la gala de los Premios de la Cámara de Comercio, anunció que ya se han establecido los contactos para una próxima reunión con el Ministerio de Energía que dirige Álvaro Nadal. En ella, el Principado defenderá un cambio de modelo de la actual subasta de interrumpibilidad y que se cree «un marco eléctrico estable para la industria».

Velarde Suárez insistió en que «en la Consejería somos muy sensibles con este tema, llevamos muchos años reclamando que haya un marco estable en la tarifa eléctrica que sea más ventajoso para nuestras empresas, sobre todo para las electrointensivas». Durante su intervención en la gala de los Premios de la Cámara recordó, además, que la principal incertidumbre para las grandes industrias asentadas en Asturias es esta subasta y el objetivo del Gobierno regional es «que no tenga que estar todos los años pendientes» de la misma.

El propio consejero de Industria, Francisco Blanco, ya había insistido en esto al concluir la última subasta de interrumpibilidad celebrada la pasada semana. «Para evitar la deslocalización de la industria asturiana, el Gobierno central debe establecer un marco regulatorio estable que habilite un precio de la energía competitivo y predecible, ya que constituye un coste fundamental para estas compañías», había defendido entonces.

En esa última subasta, Alcoa, la multinacional asentada en la comarca más dependiente del coste de la electricidad, logró mejores resultados que el año pasado, con cinco bloques de 90 megavatios (uno de ellos para su factoría en Avilés y el resto para las de Galicia), y otros varios de cinco. Las empresas y los sindicatos, y con ellos el Gobierno regional y los ayuntamientos de la comarca, vienen reclamando desde hace años un sistema energético para estas industrias grandes consumidoras que permita una planificación a más largo plazo y no deje a las plantas sujetas a la volatilidad del mercado. En esa última subasta, Asturiana de Zinc (AZSA) logró dos paquetes de noventa y ArcelorMittal uno de noventa, cumpliendo también sus objetivos iniciales.