El Comercio

La dimisión de la coordinadora y otros tres directivos abre una nueva crisis en Ciudadanos

Carmen Pérez Soberón y Juan Cuesta al principio del mandato.

Carmen Pérez Soberón y Juan Cuesta al principio del mandato. / Marieta

  • Sonia Arbesuk achaca la decisión a las discrepancias sobre el trabajo de la concejala y su «nula implicación» con el partido naranja

La dimisión de Sonia Arbesuk como coordinadora de la agrupación local de Ciudadanos junto con otros tres integrantes de la dirección local representa una nueva fase en la crisis interna de la formación naranja en la ciudad y cuyo primer capítulo fue la expulsión del que fuera su candidato a la alcaldía, Juan Cuesta, el pasado mes de marzo, después de haber llamado vaga su compañera en el Ayuntamiento de Avilés en un foro interno del partido. Cuesta conserva el acta de concejal, pero no atiende a las responsabilidades del cargo.

La edil Carmen Pérez Soberón vuelve a estar en el centro de la polémica. Ayer, en una nota de prensa, los dimisionarios explicaban su baja como afiliados como respuesta a su «su nula implicación con la estructura de Ciudadanos y falta de trabajo». Es más, se desvelaba que el pasado mes de abril, los afiliados de Avilés enviaron una carta a la dirección nacional expresando su malestar por la actitud de la edil, de la que detallaban sus faltas continuadas al reglamento del partido. Por esa razón, la dirección local solicitaba «su expulsión», pero no han tenido respuesta a la petición.

En la nota de prensa, Arbesuk asegura que en los últimos meses «la junta directiva ha seguido trabajando e intentado colaborar con la concejala sin tener una respuesta positiva de su parte». En estos meses, se han sucedido escritos a la dirección y órganos competentes, sin tener respuesta, al contrario de lo sucedido con el episodio protagonizado por Juan Cuesta y que se saldó su expulsión inmediata.

Además, durante el pasado verano, un miembro de la dirección local presentó su dimisión, aunque en este caso fue reemplazado.

En este contexto, Arbesuk decidió ayer presentar su dimisión, al igual que el Tesorero, Diego Ruiz; el responsable de Política Municipal, Pablo Valdés; y Eva Álvarez, responsable de Ciudadanía. Todos se encontraban en el primer equipo de Ciudadanos en Avilés, antes de la fusión con Unión, Progreso y Democracia (UPyD), formación original de Carmen Pérez Soberón. Esta situación supone que la estructura de partido en la ciudad pasa a depender de una gestora que deberá nombrarse por la dirección regional.

Por su parte, Carmen Pérez Soberón respondía ayer a las dimisiones atribuyéndolas a «una decisión personal que respeto». La concejala no quiso entrar en las acusaciones de sus excompañeros sobre su rendimiento en el Ayuntamiento, asegurando que «compatibilizo mi actividad profesional y mi vida familiar con el trabajo en el Ayuntamiento. Si fuésemos dos concejales, seguramente se harían más cosas», afirmó.

La edil, además, atribuyó las dimisiones a que «algunas personas no han visto satisfechas sus aspiraciones».