El Comercio

La oposición, sin el PP que no quiso participar en la rueda de prensa, el día que valoró la auditoría de las cuentas de Festejos.
La oposición, sin el PP que no quiso participar en la rueda de prensa, el día que valoró la auditoría de las cuentas de Festejos. / MARIETA

La oposición insiste en la dimisión de Hevia y dice que «los errores en política se pagan»

  • Partido Popular, Somos e Izquierda Unida lamentan el «cierre de filas» del equipo de gobierno en torno a la concejala de Festejos

La oposición lamentó ayer la reacción del equipo de gobierno, con la alcaldesa a la cabeza, que nuevamente han salido en defensa de la concejala de Festejos, Ana Hevia, ante el Pleno que el próximo miércoles servirá para su reprobación por las irregularidades en las cuentas de su área, constatadas por una auditoría externa y la Intervención Municipal. «Es increíble que mantengan esta actitud de cierre de filas y que quieran hacer una víctima de la concejala de Festejos, en cualquier trabajo las equivocaciones se pagan y mucho más si tienen el calibre de las que ha cometido Ana Hevia. Los errores también tienen que tener consecuencias para los políticos, sino ¿qué tipo de mensaje estamos enviando a la ciudadanía?», se preguntaba Carlos Rodríguez de la Torre, portavoz del PP, ante el hecho de que la concejala no dimita y de nuevo la alcaldesa defienda su postura y asegure que no la cesará.

Los populares entienden que los socialistas tratan de «minimizar un problema grave» y en ese mismo sentido insistieron los concejales de Somos e Izquierda Unida. Por el primer partido, Primitivo Abella apuntó que «cuando aseguran que no se ha causado quebranto a las arcas municipales es relativo, porque las consecuencias para los afectados que han tenido que pagar a Hacienda las tendrá que compensar el Ayuntamiento y también tendrá que pagar la auditoría de las cuentas». Por su parte, Alejandro Cueli, portavoz de Izquierda Unida, insistió en que los socialistas «tratan de justificar lo injustificable».

Los tres partidos de la oposición también coinciden en que su petición de dimisión se basa fundamentalmente en la mala gestión. «Nadie habla de corrupción, pero sí de incapacidad para gestionar su concejalía como lo demuestra los errores graves en la tramitación», afirmó Rodríguez de la Torre. Mientras que Abella aseguró que «lo cierto es que hay pagos irregulares y que todo apunta a que no empezaron hace tres años, que han sido los investigados ahora, y que la concejala que lleva diez años en el cargo nos diga ahora que no sabía que no se hacían bien cuando la interventora asegura que conocía las instrucciones del uso de las cuentas demuestra que o no está diciendo la verdad o bien es una incompetente, por cualquier a de las dos cosas debería dimitir o ser cesada». Mientras que Alejandro Cueli insistió en que «nadie se cree que fue un error, pero además con el dinero público no se permiten errores, se deben pagar, de hecho en la Europa democrática se pagan con la dimisión».

El portavoz de Izquierda Unida arremetió contra la alcaldesa por no cesar a la concejala. En su opinión, «ella es la responsable de dejar al frente de Festejos a la concejala que lleva años haciendo chanchullos contables y sabe que es así, ¿y si no por qué pone en manos de la Fiscalía las cuentas?».

El portavoz del PP defendió la postura de su partido, que el portavoz socialista había criticado por aliarse con la que denominan 'izquierda radical'. De la Torre señaló que «nosotros pedimos la dimisión de la concejala y si en ello coincidimos con el resto de los grupos de la oposición quien debería preocuparse es el gobierno, que parece que es el único que no entiende las cosas».

También Primitivo Abella (Somos) respondió a la crítica del portavoz socialista en cuanto a que la oposición no realiza propuestas y se enzarza en denuncias ante la Fiscalía. «Nosotros hacemos propuestas, pero ellos son el gobierno y no aceptan ninguna, pero, además, lo que no se puede es criticar constantemente, como hace el PSOE, que hagamos nuestra función como fiscalizadores de su trabajo de gobierno».