El Comercio

Los nidos de Llaranes pasan la ITV

Uno de los voluntarios recoge uno de los nidos instalados.
Uno de los voluntarios recoge uno de los nidos instalados. / MAVEA
  • Integrantes de Mavea examinan los nidales ante la llegada del invierno. Dos de las cajas instaladas desaparecieron y otras ocho fueron ocupadas por diferentes aves, sobre todo carboneros

La llegada del invierno es el momento en el que los integrantes de Mavea inspeccionan los nidos que, hace ya tres años, instalaron en Llaranes y el parque fluvial del río Piles, en Gijón, para asegurar que esos refugios se encuentran en buen estado. Una auténtica ‘itv’ que obliga a desmontar las cajas, limpiar los habitáculos y reintegrarlos a su espacio para que sigan cumpliendo con su función.

El pasado 19 de noviembre, sábado, limpiaron los nidales del parque fluvial del Piles. De diecisiete cajas colocadas se ocuparon nueve y tres desaparecieron. Ayer domingo, 27 de noviembre, media docena de voluntarios de Mavea se acercaron a Llaranes donde se encontraban distribuidas quince cajas. En la revisión, se comprobó que ocho habían sido ocupadas y dos desaparecieron.

«Son porcentajes de ocupación bastante altos, aunque hay signos que evidencian que no en todos los casos la cría fue exitosa. Por otro lado, nos resulta preocupante que hayan desaparecido cinco cajas, ya que evidencia, casi con toda seguridad falta, de sensibilidad por parte de algunas personas», opinan desde Mavea.

No pueden determinar con exactitud qué aves ocuparon los nidos, aunque encontraron evidencias de que en dos habitáculos hubo carboneros.

«Quizá las dos curiosidades más llamativas hayan sido una caja claramente depredada por rata, con el agujero muy agrandado, o una caja con cinco pollos muertos totalmente emplumados, cuando estaban seguramente a punto de volar por primera vez», comentaron. Una vez retiradas, las cajas se limpiaban y devolvían a sus espacios. Desde Mavea expresaban su deseo de «contar con arboledas más viejas y en mejores condiciones para que estas cajas no fueran necesarias».