El Comercio

Red Eléctrica pone a prueba en Alcoa el servicio de interrumpibilidad

Un corte de suministro realizado de forma programada por Red Eléctrica Español dejó ayer sin energía durante dos horas a la planta avilesina de Alcoa. Se trataba de una prueba para verificar su respuesta en caso de interrumpibilidad, es decir, de una hipotética situación en la que la energía disponible fuese inferior a la demandada. En estos casos Red Eléctrica puede exigir a los grandes consumidores, como Alcoa, que reduzcan parcial o totalmente su consumo para garantizar así el suministro al restro de consumidores a cambio de una compensación económica. En la última subasta el total ascendió a 502 millones que se sufragan a través del recibo de la luz.

La subasta se celebró a mediados de noviembre. La planta avilesina de Alcoa se hizo con un paquete de noventa megavatios, por lo que en base al precio medio de asignación, 289.125 euros, la remuneración supera los veintiséis millones de euros, a los que se sumarían otros cinco bloques de cinco megavatios.