El Comercio

Una hostelera de Candás denuncia la venta en Avilés de papeletas falsas del 'Gordo' con el sello de su local

Una hostelera de Candás denuncia la venta en Avilés de papeletas falsas del 'Gordo' con el sello de su local
  • A la propietaria del Rinconín de Belén le alertó una avilesina que le dijo que había una errata al poner que el sorteo era del año 2045

La regente del establecimiento de hostelería de Candás El Rinconín de Belén ha presentado una denuncia en el Cuartel de la Guardia Civil de la localidad por la venta ilegal de participaciones de Lotería de Navidad que llevan el sello de su negocio.

Según explicó a este periódico, «tuve conocimiento de este hecho a través de una vecina de Avilés que apreció una errata grave en el boleto del sorteo», ya que en la papeleta se indicaba que correspondía al sorteo del año 2045, en lugar del 2016. Entonces pudo comprobar que se trataba de una copia exacta de la participación de su local correspondiente al pasado año, en el que jugaba el número 77705, al precio de cinco euros, «mientras que la que yo estoy vendiendo este año es el número 99850 y nada tiene que ver la impresión con la de 2015», explicó la afectada, Belén López Espiña.

Estos boletos con datos falsos los adquirió una persona mayor. «Pensamos que el estafador elige como víctimas a personas de edad que no reparan en el error y que los vende por las calles», señaló López Espiña sobre este engaño que considera la puede perjudicar tanto a ella como al honor y la buena fama de su negocio.

Así las cosas, esta hostelera se decidió a presentar una denuncia ante la Guardia Civil para evitar equívocos y, sobre todo, «para salvar a mi establecimiento de posibles reclamaciones en el caso de que el número que aparece en la lotería falsa resultara premiado el próximo día 22 de diciembre».

«Esta claro que el autor de este timo se limitó a realizar una copia exacta de la participación del pasado año y pienso que la errata en la fecha la hizo intencionadamente para evitar un delito mayor», expuso la hostelera candasina.

También quiso advertir de que la venta se ha hecho hasta ahora por las calles de Avilés, pero alertó de que esto no implica que el timador pueda desplazarse a otras localidades para intentar engañar a otras personas.