El Comercio

Somos presenta dos alegaciones a las ordenanzas de la Fundación de Cultura

  • Reclama que el concejal del área no decida la exención de pago por el uso de sus instalaciones y solicita cambiar las bonificaciones para 0-3

El grupo municipal de Somos ha presentado dos alegaciones a las ordenanzas de la Fundación Municipal de Cultura que, en la actualidad, se encuentran en periodo de información publica. La primera de las propuestas pasa por suprimir la potestad del concejal responsable del área de conceder la exención del precio público por el uso de instalaciones de la Fundación de Cultura, cuyo uso de las instalaciones de la Fundación Municipal de Cultura implica el pago de un precio público fijado por la entidad, si bien se recogen diferentes bonificaciones.

La propuesta de Somos apunta a la posibilidad de que el presidente de la Fundación decida la exención de ese precio público, con la única obligación de informar posteriormente a la Junta Rectora. Según su portavoz, David Salcines, «es una forma arbitraria, sin ningún tipo de regulación que sirva de elemento de ponderación a su decisión final, más allá de su criterio subjetivo para determinar el grado de interés que la actividad beneficiada por su decisión le merezca».

Bonificaciones 0-3 años

Además, Somos plantea una nueva tabla de bonificaciones para el ciclo de 0 a 3 años en la ciudad y que incluiría cuatro tramos de subvención en función de los ingresos mensuales de cada familia. El índice de referencia sería el IPREM.

Así, las familias cuyos ingresos mensuales fuesen 2,46 veces el IPREM verían como se subvenciona toda su cuola formación morada es fraccionar las ayudas en otros tres tramos más hasta las familias con ingresos de 5.01 veces el IPREM, que deberían pagar todo.

David Salcines justifica esta propuesta recordando que el convenio de colaboración firmado en 2002 entre el Ayuntamiento y el Principado de Asturias para el desarrollo de los ciclos de 0 a 3 años en la ciudad se planteó la actualización conforme al Salario Mínimo Interprofesional. Dos años más tarde, se crea el IPREM por el gobierno central y ahora Somos plantea su utilización como criterio de referencia para llevar a cabo estas bonificaciones en la educación infantil.