El Comercio

Juan Cuesta esgrimía en marzo documentación sobre el trabajo de la concejala Carmen Pérez Soberón.
Juan Cuesta esgrimía en marzo documentación sobre el trabajo de la concejala Carmen Pérez Soberón. / MARIETA

Cuesta cree que la nueva crisis en Ciudadanos reafirma sus críticas a Soberón

  • El que fuera candidato a la alcaldía por la formación naranja asegura que mantendrá su acta como concejal hasta que la edil no dimita

Juan Cuesta, que fuera candidato de Ciudadanos a la alcaldía de Avilés en las últimas elecciones municipales, mantendrá su acta de concejal, aunque desde su expulsión el pasado mes de marzo no ha atendido a las obligaciones derivadas del puesto. Además, cree que la nueva crisis en la organización en la que militó hasta hace meses reafirman sus críticas a la concejala Carmen Pérez Soberón.

El todavía edil del Ayuntamiento declaró ayer que a raíz de su expulsión de la formación naranja «puse unas condiciones y si no se cumplen seguiré de concejal». Cuesta fue expulsado el pasado marzo de Ciudadanos después de trascender una conversación privada en la que llamaba «puta vaga» a su compañera de grupo. En su momento aseguró que no renunciaría al acta de concejal hasta que Soberón «hiciese lo mismo».

La actitud de la concejala también ha sido recriminada por la que fuera coordinadora local, Sonia Arbesuk, que el pasado sábado anunciaba su renuncia y la de otras tres personas. Ayer, en una entrevista a LA VOZ DE AVILÉS abiertamente crítica con Carmen Pérez Soberón consideró que no cumplía el mínimo de actividad exigible en el grupo municipal. Arbesuk también tenía duras palabras para Javier Vidal, que el pasado junio dimitía en la directiva local de Ciudadanos.

Sobre esta nueva crisis en el seno de la agrupación local de Ciudadanos, Juan Cuesta aseguraba ayer que las afirmaciones de Arbesuk, que también censuró su negativa a dimitir como edil, «confirman todo lo que había dicho en su momento», en referencia a las recriminaciones a Pérez Soberón por su falta de trabajo en el Ayuntamiento.

La concejala, por su parte, declinó ayer replicar a las duras declaraciones de su antigua compañera, ya que prefería centrarse en el Pleno municipal que hoy reprobará a la concejala de Festejos, Ana Hevia. Pasado el Pleno, asegura que responderá a las declaraciones de la ya excoordinadora de Ciudadanos en Avilés.

Desde que se conocieron las dimisiones, Carmen Pérez Soberón siempre ha defendido que la reacción de Sonia Abersuk y los otros tres integrantes de la coordinadora local se debe «a motivaciones personales» y a no haber visto satisfecho sus aspiraciones políticas. El pasado domingo, un portavoz de la dirección regional del partido avalaba la tesis de la concejala y aseguraba que las dimisiones se debían a razones internas, contando la concejala con el respaldo de la dirección regional.

«No dañar al partido»

Por su parte, el otro militante de Ciudadanos citado por Sonia Arbesuk, Javier Vidal, también rechazó ayer entrar en la polémica. «No quiero dañar al partido», argumentó Vidal, afiliado todavía a Ciudadanos, después de darse de baja en el Partido Popular de Oviedo, formación donde llegó a ser concejal en la capital. En su momento, Javier Vidal fue incorporado por Juan Cuesta con el argumento de aprovechar su experiencia política. En la coordinadora local asumió la responsabilidad de Ciudadanía y el pasado junio dimitía argumentando razones personales. En los meses que Vidal ejerció esa responsabilidad trató de limar las diferencias entre Soberón y los dirigentes dimisionarios, sin lograrlo.