El Comercio

El Pleno reprobará hoy a Ana Hevia por los pagos irregulares de Festejos

  • La sesión convocada por los cinco grupos de la oposición se celebrará a la una de esta tarde y servirá para pedir una investigación más amplia

El Pleno solicitado por los cinco grupos de la oposición para reprobar a la concejala Ana Hevia por los pagos irregulares de Festejos está convocado para la una de esta tarde. Tanto el Partido Popular como Somos, Izquierda Unida, Ganemos y Ciudadanos se han unido para reclamar a la responsable del departamento que renuncie a su acta de concejala y que, «en tanto se hace efectiva la renuncia», la alcaldesa le retire todas sus competencias. Al mismo tiempo, también piden al Servicio de Intervención que lleve a cabo un control financiero y proceda a revisar «la totalidad de las cuentas justificativas del Ayuntamiento», las que siguen el mismo modelo que la cuestionada de Festejos, en la que primero se retira el dinero para realizar pagos y posteriormente se da un plazo de tres meses para justificarlos.

La oposición lleva meses reclamando la dimisión de Ana Hevia, después de que se destapasen varias irregularidades cometidas en el abono de supuestos premios del Antroxu, desvelados por LA VOZ DE AVILÉS. Una denuncia de la extinta charanga de Los Diaños permitió conocer que durante años se habían estado atribuyendo pagos falsamente a grupos desaparecidos cuando, en realidad, el dinero se destinaba a otros fines.

Estas irregularidades fueron reconocidas por la propia concejala desde el primer momento, aunque se justificaron asegurando que el dinero se había invertido en «otros servicios prestados dentro del área de Festejos». Una investigación interna, llevada a cabo por la auditoría Global Local Audit, permitió conocer que el dinero se había destinado en su mayor parte a pagar a proveedores de determinados servicios, desde actuaciones a talleres de artesanía, que estaban prejubilados o en otras situaciones que no les permitían presentar facturas.

Al mismo tiempo, se comprobó que Festejos acostumbraba a operar bajo prácticas prohibidas, como la emisión de cheques al portador o pagos sin firmas mancomunadas, así como un descontrol en las cuentas en las que se apostaban justificantes de pagos no realizados o facturas por valores que no se correspondían con las cantidades realmente abonadas.

Desde Somos su portavoz David Salcines, aseguró ayer que la continuidad de Hevia sería «frustrante, democráticamente decepcionante y la confirmación de una práctica del PSOE, que es incapaz de asumir cualquier tipo de responsabilidad». Mientras, el gobierno municipal ha cerrado filas con la edil de Festejos, e incluso la propia alcaldesa ha hablado de un «error», que considera que «no justifica el cese».

Los pagos irregulares alcanzan los 16.664 euros a lo largo de los últimos cuatro años, la mayoría de ellos realizados con recibís falsos, y otros sin ningún documento justificativo.