El Comercio

SOS Tren advierte de la «muerte por inanición» de la red de cercanías

Íntegramente de la plataforma SOS Tren ayer en el apeadero de Feve.
Íntegramente de la plataforma SOS Tren ayer en el apeadero de Feve. / MARIETA
  • La plataforma considera «imprescindible» que se renueve la condición de servicio público de la antigua FEVE y reclama inversiones

Veintiún entidades políticas, sociales y sindicales integran la plataforma SOS Tren, constituida con el fin de «denunciar la precariedad» de las líneas de ferrocarril de cercanías en Asturias e impedir «su muerte por inanición. Queremos concienciar a los ciudadanos de la importancia que tiene el tren como servicio público y como medio de transporte limpio, seguro y de futuro», manifestó ayer Luis Fernández, presidente de la Asociación de Vecinos de Candás y portavoz de la referida plataforma en un acto celebrado junto al apeadero de FEVE.

La red ferroviaria de vía estrecha está catalogada como servicio público. Tal condición obliga al Ministerio de Fomento a mantener operativas todas las líneas, incluidas las deficitarias, y la actual prórroga expira el 31 de diciembre.

La plataforma considera «imprescindible que se renueve para evitar el peligro de desaparición o de privatización». También reclama que «se pongan los medios materiales y humanos necesarios para mantener el servicio de cercanías con dignidad, que se establezcan horarios compatibles con los normalizados de trabajo y que se realicen las inversiones necesarias para mejorar las infraestructuras». En este punto, Fernández afirmó que «se han perdido 12,8 millones de euros que el Ministerio de Fomento, a través del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), iba a destinar a mejorar las líneas de vía estrecha de la antigua Feve en Asturias y Galicia».

Otra de sus reivindicaciones es que «las administraciones públicas dejen de priorizar el transporte de carretera frente al ferrocarril». Como ejemplo, el portavoz de la plataforma aludió a la estación de FEVE de Gijón. Desde el traslado a la actual ubicación, «muy alejada del centro, la línea Gijón-Candás ha perdido 150.000 viajeros al año. Sin embargo la estación de Alsa se mantiene el centro, lo que sin duda favorece el uso del autobús en perjuicio del tren, un medio de transporte social y medio ambientalmente sostenible».

El portavoz de la plataforma SOS apeló por último a la necesidad de alcanzar «un gran pacto social y político para solventar los problemas de un servicio que entendemos se debate entre la vida y la muerte». En el acto de ayer estaban presentes concejales y miembros de Somos Avilés, Izquierda Unida y Ganemos así como de otras organizaciones integradas en la plataforma.