El Comercio

La antigua directiva de Ciudadanos acude como público a la sesión plenaria

Arbesuk, a la izquierda, ayer en el salón de plenos. :: MARIETA
Arbesuk, a la izquierda, ayer en el salón de plenos. :: MARIETA

El público que asistió al Pleno municipal de ayer fue mucho más numeroso de lo que suele ser habitual, un aumento de volumen que se debió fundamentalmente a la presencia de números antiguos miembros de la directiva de Ciudadanos y de ex afiliados de la formación. Encabezados por la que fuera su presidenta hasta la semana pasada, Sonia Arbesuk, trataron así de demostrar «que queremos seguir trabajando por la ciudad y que se vea que seguimos implicados», explicó Arbesuk, que añadió que no trataban de presionar a Soberón para que renunciase a su acta, aunque sí, «mostrar el descontento y disgusto con el partido, que sigue guardando silencio y tolera ese tipo de actitudes».

Los antiguos directivos de Ciudadanos en Avilés, que dimitieron el bloque por la «nula implicación» de su representante en el Ayuntamiento, manifestaron que mantienen «su postura y sus palabras», así como su intolerancia «con determinados actos», volviendo a recriminar a Soberón su falta de implicación en los actos del partido. Aseguran que alrededor de una treintena de personas ha causado baja.