El Comercio

Sara Moritán, en una edición pasada de La Mar de Ruido.
Sara Moritán, en una edición pasada de La Mar de Ruido. / MARIETA

Sara Moritán: «Primero intentaron quemarme el pelo y acto seguido se abalanzaron sobre mí»

  • La cantante avilesina denuncia una agresión en el metro de Barcelona. Lamenta la impunidad de los hechos tras recibir el archivo de la diligencias por parte de la Fiscalía de menores

La joven cantante Sara Moritán, recordada por todos por su intervención en 'EuroJunior' en 2004, denuncia un episodio de violencia hace un mes del que todavía se está intentando recuperar. La artista utilizó ayer sus redes sociales como plataforma para dar a conocer a todos sus amigos y conocidos la agresión sufrida en el metro de Barcelona, donde ahora continúa sus estudios artísticos y trabaja, a manos de un grupo de nueve chicas -se sospecha que menores de edad- y la respuesta de la fiscalía archivando la causa por la no identificación de los autores.

Tal y como Sara relata, los hechos se remontan al sábado 22 de octubre, cuando se disponía a viajar en metro con una amiga alrededor de las nueve de la noche. Tras subir al vagón en la céntrica parada de Plaza Universidad, y sin ninguna interacción previa con las agresoras, comenzó el desagradable episodio. «A los dos minutos de encontrarme dentro del vagón comenzó a oler fuertemente a quemado, mi sorpresa llega cuando una señora me avisa desde la distancia de que me están quemando el pelo», recuerda la artista.

Fue entonces cuando identificó a la primera atacante, una joven de entre 17 y 18 años que sostenía un mechero en su mano e iba acompañada de un numeroso grupo de amigas de aproximadamente la misma edad. Acto seguido, Moritán preguntó a la autora el porqué de su acción, lo que desencadenó la implicación del resto del grupo, quienes comenzaron a «reírse, vacilar y amenazar» a la cantante. «Tras encararse, una de ellas me propinó un puñetazo, que yo intenté parar agarrándole de la muñeca y repitiendo en múltiples ocasiones que no quería pelea alguna», explica en su publicación.

A partir de ese momento, se sucedieron las agresiones físicas por parte de las nueve chicas. «Me agarraron del pelo hasta tirarme al suelo, donde me dieron patadas en todas y cada una de las partes de mi cuerpo», asegura la artista, que recibió la peor parte en la espalda. En declaraciones a LA VOZ, Sara Moritán apuntó ayer que «cinco semanas y dos días después, aún continúo con medicación para mitigar el dolor y poder seguir con mi rutina diaria». Y es que la joven compagina sus estudios en Comedia Musical con su trabajo en una tienda, por lo que tuvo que pedir el alta voluntaria después de una semana de reposo en la cama para poder seguir manteniéndose en Barcelona. «A veces pienso que hubiese sido mejor una herida con puntos que esto», se lamenta.

Retrasos en la respuesta

Sara Moritán presentó una denuncia en la Comisaría de Plaza Cataluña, donde le informaron que al desconocer la edad de las atacantes la remitirían tanto a la Fiscalía ordinaria como a la de menores. La cantante recibió ayer la notificación de esta última informándole del archivo de la causa por falta de autores conocidos, pero espera la respuesta del otro órgano. «Me indicaron que el forense me llamaría en el plazo de un mes y aún no sé nada, es él quien tiene que solicitar las grabaciones», señala finalmente Moritán, quien continuará su lucha por la vía contenciosa «para que estos hechos no queden impunes y no le vuelvan a suceder mañana a otra persona».