El Comercio

Lidl abre en Avilés las puertas de su centro más grande en el Principado

El cambio más evidente es la estética del edificio, un espacio diáfano que facilita la entrada de luz natural.
El cambio más evidente es la estética del edificio, un espacio diáfano que facilita la entrada de luz natural. / MARIETA
  • La renovada superficie amplía el espacio comercial y el parking y contrata a veinte nuevos trabajadores, la mayoría vecinos de la comarca

Ocho meses después de cerrar sus puertas para llevar a cabo las reformas previstas en las antiguas instalaciones, la cadena de supermercados alemana Lidl vuelve a poner en marcha el centro de Gutiérrez Herrero con una estética y una idea de negocio totalmente renovadas. Esta mañana, a primera hora, se dará el pistoletazo de salida a la actividad comercial, pero ayer los encargados del proyecto guiaron una visita en la que participaron algunas autoridades locales, entre las que se encontraba la alcaldesa, Mariví Monteserín.

Los políticos pudieron comprobar en primera persona que poco queda del edificio que en abril echó el cierre. La notable ampliación de la superficie proveniente de la no renovación del contrato a la empresa de lavado de coches El Elefante Azul se percibe no sólo en el centro, sino también en las plazas de parking, que suben hasta las 120, y en la presencia de zonas verdes que destruyen la imagen gris del pasado. Precisamente este renovado aspecto cobra su máxima expresión en la amplia cristalera que conforma una edificación diáfana para facilitar la entrada de luz natural. Este diseño va en consonancia con la voluntad de buscar la eficiencia y la sostenibilidad, ya que permite ahorrar luz y energía.

Pero los clientes, quienes desde hoy podrán visitar las instalaciones de lunes a sábado en horario de 9 a 21.30 horas, no serán los únicos en beneficiarse de todos estos cambios; los espacios de los trabajadores, como la sala de descanso, también han experimentado una notable mejora. Hasta veinte nuevos empleados se incorporan a la plantilla del Lidl de Gutiérrez Herrero, quienes junto a los otros quince que permanecen del antiguo personal forman un equipo de 35 profesionales. Dieciocho de estas nuevas incorporaciones son vecinos de la comarca, por lo que la bolsa de empleo local se ha visto animada por esta apertura. La alcaldesa se mostró ayer muy interesada por conocer el proceso de selección y la colaboración con el Servicio de Empleo del Ayuntamiento.

En total, una inversión económica de 2,4 millones de euros que marcará un antes y un después en la presencia de la marca alemana en la región, donde ya cuenta con una decena de centros y emplea a 160 personas. El objetivo final de esta primera obra en Avilés es el de ofrecer una mayor variedad de productos a la clientela, aspecto que se concreta en las nuevas secciones de productos frescos de frutería y panadería. Así, los compradores avilesinos podrán disfrutar desde hoy de estas nuevas instalaciones y los más rápidos se verán recompensados con distintos regalos y el sorteo de cinco carros de compra valorados en 150 euros.