El Comercio

Las enfermeras exigen más dotación de plantilla y cubrir bajas y permisos

Enrique González, en su encuentro del pasado jueves con los trabajadores.
Enrique González, en su encuentro del pasado jueves con los trabajadores. / MARIETA
  • El sindicato sectorial Satse mantuvo ayer un encuentro con el nuevo gerente del área sanitaria en el que pidió mejores condiciones laborales

Dentro de la ronda de contactos de presentación que el nuevo gerente del Área Sanitaria III, Enrique González, está manteniendo con diferentes organismos estos primeros días en el cargo, ayer se reunió con los delegados del sindicato de Enfermería, el Satse, que le hicieron llegar sus demandas. El colectivo considera que debe mejorar «por un lado, la asistencia que se presta a la población y, por otro, las condiciones laborales de los profesionales y la cobertura a las deficiencias detectadas».

El Satse ha planteado una serie de cuestiones que tienen que ver con la dotación de plantilla, las sustituciones, el cierre de plantas o la seguridad. «Vamos a perseguir que se cuide al profesional, mejorando sus condiciones laborales, adaptando las plantillas a las necesidades reales, evitando los contratos precarios y favoreciendo la estabilidad, única fórmula para garantizar la calidad asistencial», explican.

Entre las medidas que le exigen al nuevo gerente, piden que el número de profesionales no sea nunca inferior a tres enfermeras en los turnos de mañana y tarde y dos en el de noche en las unidades de hospitalización, al tiempo que insisten en la necesidad de realizar más contrataciones de fisioterapeutas para evitar la externalización de los servicios.

La reclamación de que se cubran las bajas y permisos afecta tanto al San Agustín como a los centros de Atención Primaria, donde el Satse considera que «no se pueden realizar algunas funciones como los programas de promoción de la salud cuando hay menos enfermeras de las correspondientes». Al mismo tiempo, el sindicato reclama otras medidas, como evitar el «cierre indiscriminado de plantas hospitalarias», que rechaza que se haga por motivos estrictamente económicos ya que «complica la prestación de una atención de calidad», y denuncian que este cierre, que suele programarse en verano, «suele prolongarse durante meses afectando a las condiciones de trabajo de los profesionales».

En el listado de peticiones, que supera ampliamente la decena, aparecen otras cuestiones de calado, como el refuerzo de los servicio de Urgencias en los momentos en los que aumenta la demanda, la reestructuración de esta unidad en el hospital, con más personal y triaje también durante los turnos nocturnos, así como el impulso de la unidad de hospitalización a domicilio con más enfermeras de las que existen actualmente.

El Satse exige además el «fin de los contratos precarios», un una mejora de la condiciones laborales del personal del Servicio de Atención Continuada, para los que piden carteleras de al menos seis meses y estabilidad. Se exige convocar el comité de seguridad y salud del área y, además, mejores materiales y una política de compras «más adecuada».

«Presión sindical»

Muchas de estas cuestiones ya habían sido planteadas por el propio González anteayer en la reunión que mantuvo con los trabajadores, pero el Satse asegura que se mantendrá vigilante y ejercerá «la presión sindical necesaria» para que todas las demandas que plantean y consideran «imprescindibles» se vayan cumpliendo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate