El Comercio

Fomento se compromete a estudiar la nueva propuesta para los accesos al PEPA

  • El Ministerio manifiesta su voluntad de llegar a un acuerdo porque «la intención siempre es favorecer a las comunidades»

Fuentes del Ministerio de Fomento se mostraron ayer favorables a estudiar la propuesta enviada por la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, con una «nueva solución» para enlazar la carretera al Parque Empresarial del Principado de Asturias con la Autovía del Cantábrico. En realidad, «no es nueva», ya que, como recuerdan desde el Ministerio, el planteamiento se basa en una cesión de la carretera AI-81, algo «que está sobre la mesa desde hace diez años». Aseguran que la voluntad del Gobierno central es llegar a un acuerdo porque «la intención siempre es favorecer a las comunidades».

La propuesta que se ha hecho llegar ahora a la cartera de Íñigo de la Serna se basa en una cesión parcial de la AI-81. En concreto, el tramo que va desde el punto kilométrico 1+680, donde se encuentra la pasarela peatonal que cruza desde la altura de la Marzaniella a la carretera de Llaranes a Trasona hasta el final de ese tramo de autovía, es decir, su cruce con la carretera regional AS-19 Avilés-Gijón.

Constantino Álvarez, concejal del Partido Popular, confirmó ayer en el Pleno municipal, la recepción por parte del Ministerio del escrito enviado por la consejera Belén Fernández. Según le transmitieron desde Delegación del Gobierno, esta se ve como una «propuesta razonable porque es acorde con los planteamientos iniciales». No obstante, los pequeños cambios que plantea el Principado tienen que ser estudiados por los técnicos, no solo para comprobar su viabilidad, sino también para ver si se ajustan a la ley porque, según refieren desde Fomento, ese fue el punto que ha enquistado las negociaciones hasta ahora.

Afirman que la cesión es viable siempre y cuando el Principado ceda al Ministerio unos metros de la carretera vieja de Avilés-Oviedo para, desde el enlace de Los Canapés, conectar con el acceso al Puerto, que es titularidad de Fomento. Y esto es así porque la ley dice que los puertos deben estar conectados directamente con la red de carreteras del Estado.

Fomento explica que esto «se lo ofrecimos al Principado en 2008 pero no quisieron. Querían el permiso sin atender el segundo condicionante y eso era imposible». La administración regional argumentaba que ese texto legal no atendía a las características urbanas del tramo, con una velocidad limitada a 90 kilómetros por hora y un semáforo a menos de 400 metros. Así las cosas, el Parque Empresarial lleva sin conexión directa a la Autovía del Cantábrico desde su construcción.

Constantino Álvarez confía en que la cesión de la AI-81 «entre dentro de lo razonable» para que el Ministerio pueda aceptarla. Exige, además, un compromiso presupuestario para llevar la obra a buen término. Los trabajos de construcción se reanudaron en octubre de 2015 después de su paralización en 2010.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate