La sesión plenaria de este mes de marzo ha sido una de las más tranquilas.
La sesión plenaria de este mes de marzo ha sido una de las más tranquilas. / PATRICIA BREGÓN

La comisión de investigación del agua se creará después de la Semana Santa

  • Los grupos municipales disponen ahora de un plazo de diez días para designar a sus representantes en este órgano

La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, creará la comisión especial de investigación sobre la gestión del ciclo de agua en la ciudad después de Semana Santa, según confirmó la regidora al terminar la sesión plenaria celebrada ayer y después de ser preguntada por el portavoz de Izquierda Unida, Alejandro Cueli, sobre la constitución de un órgano que fue aprobado por el Pleno municipal en noviembre de 2016.

Hasta ahora, la falta de un informe jurídico retrasaba la constitución de la comisión especial. Ayer, Monteserín informó que el documento ya se había elaborado y, una vez estudiado, se invitará a los diferentes grupos políticos para que informen de sus representantes en el órgano. Cada grupo dispondrá de un plazo de diez días hábiles para designar a sus representantes.

A partir de ahí, la regidora decidirá el momento de constitución de la comisión. Habida cuenta que el plazo de nombramiento de representantes concluye a finales de marzo, Monteserín avanzó ayer que la creación de este órgano se celebrará después de las fiestas de Semana Santa, para evitar que el parón festivo del próximo abril afecte a su ritmo de trabajo.

El informe jurídico recuerda que la comisión de investigación mantendrá la misma consideración que el resto de comisiones informativas del Ayuntamiento de Avilés, disolviéndose una vez que termine su actividad con la redacción y aprobación de un dictamen.

El documento señala que los asuntos que se trate deben tener «una conexión específica con el Ayuntamiento que justifique la intervención administrativa», lo que apunta a un posible campo de conflicto con los planteamientos aprobados por el Pleno,

Su presidenta es la alcaldesa, aunque podrá delegar en cualquier concejal. Los grupos políticos mantendrán la representación aprobada para el resto de comisiones municipales: tres concejales del PSOE, dos del PP, dos de Somos y sendos ediles de IU, Ciudadanos y Ganemos. Cada grupo debe nombrar a los titulares y suplentes en la comisión.

De forma extraordinaria se podrá invitar a participar a técnicos municipales con responsabilidades de gestión del servicio analizado, estando obligados a comparecer y responder. A partir de ahí, ninguna otra persona se encuentra obligada a participar. La comisión podrá solicitar información a otras administraciones y sus reuniones no serán públicas, como sucede con el resto de comisiones.

El anuncio de la alcaldesa fue la noticia más importante del que puede pasar por uno de los plenos más tranquilos del mandato, salvo el de cierre que se celebrará en mayo de 2019. Hora y media de duración, con todos los expedientes aprobados por unanimidad, salvo la propuesta de fiestas para 2018 con el Lunes de Pascua y San Agustín ratificada por todos los grupos salvo Somos, que se abstuvo, y el debate político centrado en la liquidación del presupuesto de 2016 y en las preguntas de la oposición.

La concejala de Hacienda, Raquel Ruiz, defendió las cuentas del pasado año, destacando el alto grado de ejecución y el remanente de Tesorería de 6,1 millones de euros. Su análisis fue censurado por Agustín Sánchez, de Ganemos, y Alfonso Araujo, del PP, que le recriminaron la visión «triunfalista» y el «bajo nivel de ejecución».

La edil se defendió por la prórroga presupuestaria que limitaba la capacidad de gasto, destacando que en partidas de bienestar social se había agotado todo el dinero disponible, siendo necesario reforzarla en algunos casos concretos. También citó como ejemplo las inversiones de 2016, recordando que el crédito para financiarlas se había firmado en noviembre por lo que, la mayor parte, se gestionarían este año.

Deudas con SGAE

A partir de ahí, el control de gobierno abordó diferentes puntos. Alejandro Cueli preguntó por la erradicación de los plumeros de la pampa, a lo que el concejal Miguel Ángel Balbuena respondió que el Ayuntamiento había retirado «con medios mecánicos» todos los existentes en parcelas de titularidad municipal, informando a los propietarios de las fincas donde existían de la obligación de actuar de igual manera.

Yolanda Suárez, de Somos, se interesó por los contratos de apertura, cierre y vigilancia de la exposición de Belenes de Llano Ponte entre el 20 de diciembre y el 31 de diciembre, además del situado en la calle de San Francisco. Sobre éste, Ana Hevia, concejala de Festejos, explicó que no se había contratado vigilancia.

Hevia y Xune Elipe, de Somos, debatieron sobre la posibilidad de un convenio entre el Ayuntamiento y Sociedad General de Autores para el cobro de derechos de autor a la organización de las fiestas. Hevia desveló la existencia de conversaciones y un principio de acuerdo que, como comentó Elipe, «no se firma porque el Ayuntamiento debe a SGAE fiestas de 2015». Hevia recordó que esa deuda se encontraba entre los reconocimientos de pago que no autorizaba el Pleno «por lo que no se puede pagar hasta que ustedes lo aprueben».

Primitivo Abella, de Somos, preguntó por el contrato para el mantenimiento de los colegios, explicando la concejala de Educación, Yolanda Alonso, que se iniciaba ante la demanda de los centros y ante la falta de personal específico en Educación.