Cerca de ochocientas familias reciben una ayuda para el alquiler de su vivienda

Sede de la Fundación San Martín, la entidad que gestiona el parque público de vivienda y canaliza las líneas de ayuda, en el barrio del Nodo
Sede de la Fundación San Martín, la entidad que gestiona el parque público de vivienda y canaliza las líneas de ayuda, en el barrio del Nodo / LVA
  • Otras 273 solicitudes fueron rechazadas por diversos motivos. El montante económico ascendió a 878.177 euros

Ayuntamiento, Principado y Gobierno central destinaron el año pasado 878.177.54 euros en ayudas al alquiler de la vivienda que llegaron hasta 790 familias de las más de mil que la solicitaron. Es un número similar al del año anterior, cuando fueron 734 las peticiones aceptadas. La mayoría tanto de solicitantes como de receptores fueron desempleados, seguidos de familias monoparentales y de pensionistas.

En 2016 se tramitaron 357 expedientes que pedían una ayuda municipal al alquiler, según el informe anual de la Fundación San Martín, la entidad que gestiona las ayudas a la vivienda concedidas por las administraciones local, regional y nacional. Las primeras cubren hasta la mitad de la cuota mensual con un límite máximo de 150 euros al mes o de 180 si la familia es monoparental. Las segundas y terceras son como máximo de doscientos euros al mes.

Más de la mitad de esas 357 solicitudes, hasta 182, fueron presentadas por desempleados, mientras que el segundo colectivo en importancia fue el de las familias monoparentales (104) y el tercero el de los pensionistas (68). Solo dos fueron de jóvenes que comparten vivienda y una de una mujer víctima de violencia de género. De todas ellas, se concedieron 235 y se denegaron 122, principalmente porque los demandantes mantenían deudas con el Ayuntamiento (53) o Principado (6).

Superar el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples) fue el segundo motivo de denegación, con 31 casos, y haber recibido una ayuda del Principado, el tercero con once. El resto de los rechazos fueron por vivir en pisos con más personas registradas de las admitidas por las bases, no llevar empadronado en Avilés más de medio año y haber disfrutado el año anterior al completo de ayudas de la Fundación San Martín, entre otras.

En esos expedientes denegados se repite el perfil de los solicitantes. La mitad de ellos pertenecen a desempleados, seguidos de familias monoparentales y pensionistas. Desaparecen, eso sí, el resto de los colectivos, es decir, tanto los jóvenes que comparten vivienda como las mujeres víctimas de violencia de género. Entre los tres colectivos dominantes, de nuevo el de desempleados encabezó el ranking con 103, por delante de aquellas familias encabezadas por un solo progenitor (76) y de los pensionistas (52).

El Ayuntamiento destinó a todas esas ayudas 329.809 euros, de los que 89.808 procedieron de una partida excepcional para ayudas de emergencia de los servicios sociales que sirvió para atender otros 124 casos. Fueron de inquilinos que, por cualquiera de los motivos antes señalados, no cumplían los requisitos oficiales, pero ante el riesgo de que pudieran perder su vivienda se les concedió igualmente una subvención.

Junto a las municipales, la Fundación San Martín, el organismo oficial que centraliza y canaliza las distintas líneas y proyectos de acceso a la vivienda, gestionó las nacionales y regionales, que llegaron hasta 431 personas, a 53 menos que en 2015. Estas ayudas se llevaron 548.367,75 euros, pero 89 se denegaron por agotamiento de crédito. No fueron las únicas excluidas. Por distintos motivos se rechazaron 85, otros 99 desistieron en el proceso y hubo dos renuncias a la solicitud. Todas ellas sumaron un total de 706 expedientes, veintiuno más que el año anterior. El hecho de que su cuantía sea mayor, hasta doscientos euros al mes siempre y cuando el alquiler no supere los quinientos euros mensuales, las hace más atractivas para los ciudadanos.

Compra y garantía energética

El amplio catálogo de subvenciones de la Fundación San Martín no se limita solo al alquiler. También hay partidas para la compra de inmueble y ayudas de garantía energética. A estas últimas se destinaron 177.088 euros para 644 familias. Sin ella se quedaron 227, de los que 144 fueron 'rescatados' por la partida de emergencia social.

De nuevo, la principal causa para denegar las ayudas de garantía energética fueron las deudas con el Ayuntamiento y con el Principado, mantenidas por 131 personas, un 58,48% del total. Superar el IPREM (70) y problemas de empadronamiento fueron otras de las causas.

Para ayudas a propietarios, el Ayuntamiento concedió 30.180 euros a 148 familias. En total se tramitaron 212 expedientes, de los que 91 fueron de personas con hipoteca. En este caso, la primera causa de denegación no fueron las deudas con las administraciones local y regional, que no obstante se situaron como tercer factor, sino la posesión de otra vivienda en propiedad. En segundo lugar, la superación de los ingresos considerados mínimos para acceder a estas partidas.

Las ayudas englobadas en el apartado de emergencia social acapararon un montante de 191.590,52 euros, 89.808 para los alquileres antes descritos y los 107.085 restantes para formalización (43), la constitución de la hipoteca (34), el pago de la comunidad (33) o el abono y las altas de los suministros (34).

En total, entre las ayudas al alquiler, las de garantía energética, las de emergencia social y las de propietarios, el Ayuntamiento de Avilés destinó 666.445 euros para 1.295 familias beneficiadas.

Gobierno central y Principado, aparte del más de medio millón concedido para sufragar alquileres, concedieron otros 200.000 euros para ayudas a la compra, a la rehabilitación de edificios y para informes de evaluación de edificios.

Las ayudas a la rehabilitación de edificios fueron pedidas por diecisiete comunidades y concedidas finalmente a cuatro. En principio iban a ser cinco, pero el número 10 de la calle de Gutiérrez Herrero, al que se le había asignado una partida de 62.223,84 euros, renunció a ella. Por contra, a las diez comunidades que solicitaron una subvención para realizar un informe de evaluación del edificio se le entregó. Se llevaron para este fin un total de 3.885 euros.

También discretas en cuanto al número fueron las ayudas a la compra, que solo se otorgaron a dos personas de las siete que las pidieron. Esos dos propietarios se repartieron trece mil euros. Cabe señalar que de las cinco no concedidas, tres fueron desistidas por no presentar la documentación requerida.

Ayudas a propietarios

Además de la financiación económica, es sabido que la Fundación San Martín promueve otro tipo de medidas para facilitar el acceso a la vivienda, por ejemplo las garantías para propietarios que deciden sacar sus viviendas en alquiler. Aparte, la fundación gestiona como propias, procedentes del parque público autonómico destinado al alquiler, 453 viviendas. 32 permanecen desocupadas y diecinueve están a la espera de un remozado. No obstante, trece ya están reparadas o les queda poco y se espera que en breve sean adjudicadas.

Temas