El Comercio
El concejal de Recursos Humanos, Raúl Marquínez y los sindicatos en una reunión el pasado febrero.
El concejal de Recursos Humanos, Raúl Marquínez y los sindicatos en una reunión el pasado febrero. / MARIETA

Sindicatos y gobierno local alcanzan los primeros acuerdos en la negociación

  • Las reuniones proseguirán la próxima semana «en un proceso que será largo», asegura el presidente de la junta de personal

El gobierno local y los sindicatos municipales cerraron ayer los primeros acuerdos en la mesa de negociación recuperada tras el encierro de los integrantes de la junta de personal y el comité de empresa. «Estamos ante un proceso que será largo, pero hemos demostrado que tenemos voluntad de lograr acuerdos y ganas de trabajar», aseguró Jesús Villa, presidente de la junta de personal.

Después de las reuniones de ayer, las partes volverán a encontrarse la próxima semana con tres días acordados: miércoles, jueves y viernes. El método de trabajo es abordar las negociaciones por bloques temáticos. Una vez que se alcancen compromisos, estos se cerrarán para abordar otro campo. «Será una negociación larga», aseguró ayer Villa.

Aunque esto es un planteamiento general donde la propia lógica de la negociación fuerza excepciones. Así sucedió esta semana y que ha permitido alcanzar pactos para la nueva convocatoria para el puesto de director del Conservatorio y bolsas de empleo para un médico especialista en Medicina Deportiva para la Fundación Municipal de Deportes, auxiliar de biblioteca y un oficial de Jardinería. Los sindicatos mantienen la necesidad de un acuerdo marco para las plazas, pero se alcanzó este compromiso para desbloquear situaciones que urgían al gobierno local, según señalaron ayer los representantes sindicales.

Ayer se cerraron las negociaciones en materia de vacaciones, permisos y licencias, recuperando el marco regulador de 2008 y se acordaron las bases para la acción social y formativa de los sindicatos.

Entre los principales escollos sigue apareciendo la regulación de la jornada, la aplicación de la reducción de horas en las fiestas de San Agustín y los horarios de verano e invierno donde el personal que trabaja a turnos se encuentra discriminado respecto a la plantilla con jornada continuada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate