Aguas de Avilés defiende su gestión en la factura de más de mil euros en una vivienda

Las oficinas de Aguas de Avilés en el palacio de Maqua, en la calle Cabruñana.
Las oficinas de Aguas de Avilés en el palacio de Maqua, en la calle Cabruñana. / S. L.
  • «Las revisiones efectuadas por nuestros técnicos no detectan incidencias en el funcionamiento del contador», mantiene la empresa

Aguas de Avilés defiende su gestión en el caso publicado ayer por este periódico de una vivienda de Versalles deshabitada a la que se le ha pasado una factura trimestral de algo más de mil euros por el consumo de agua. «Recibidas reiteradas reclamaciones por parte de los representantes del titular, se han realizado varias inspecciones y en todas ellas se ha comprobado que la lectura es la correcta, que no ha habido ningún cruce de contadores ni otro hecho que haya podido ser motivo de un error en la lectura», asegura la empresa.

Explica que al tomar lectura del contador en noviembre del año pasado se registraron 1.054 metros cúbicos de agua consumidos y «debido al desmesurado consumo registrado se realizó una inspección unos días después que corroboró que la lectura tomada era correcta y no detectó ningún tipo de incidencia en el contador. El excesivo consumo se comunicó al cliente a través de mensaje en la propia factura a efecto de que revisara la instalación».

Aguas de Avilés, como ya explicó también la propietaria de este piso que está desocupado, ofreció la posibilidad de realizar una verificación oficial del funcionamiento del contador a través del laboratorio certificado por el Principado de Asturias. «El ofrecimiento fue declinado. A pesar de su oposición a la verificación, se realizó otra inspección para comprobar nuevamente el correcto funcionamiento del contador», mantiene el compañía.

En el expediente abierto por la Junta Arbitral la empresa ya ha presentado sus alegaciones defendiendo que «los consumos reflejados en la factura no obedecen a causa alguna imputable a la actuación de Aguas de Avilés, conforme a las actuaciones desarrolladas y los resultados que constan en las mismas».

En todo caso, la empresa asegura que «para evitar situaciones de este tipo, existe un procedimiento consistente en el aviso inmediato al cliente, realizando incluso una simulación de la factura y ofreciéndole los medios técnicos necesarios para la comprobación de dichos consumos y los canales de fraccionamiento de pago».