El Comercio
José Manuel Rodríguez Baltar apuesta por una linea continuista en la Unión Comarcal de CCOO.
José Manuel Rodríguez Baltar apuesta por una linea continuista en la Unión Comarcal de CCOO. / MARIETA

«No descartamos volver a movilizarnos por la ronda norte»

  • José Manuel Rodríguez Baltar, Candidato a la secretaría general de CC OO Avilés

  • «La prioridad con el cierre de baterías de cok es lo que pasará con sus trabajadores, el suelo debería ser industrial»

En 1991, un joven José Manuel Rodríguez Baltar (Avilés, 1970) se afiliaba a Comisiones Obreras alentado por las conversaciones político-sindicales con su amigo Marcelo. Y es que con experiencia en la empresa auxiliar, como vigilante jurado y aprendiz administrativo, Baltar conoce bien la realidad del mercado laboral y también la idiosincracia sindical donde ha tenido responsabilidades en el sector auxiliar y, desde 2008, en la Unión Comarcal del sindicato en Avilés como secretario de organización. El próximo viernes afronta el reto de ser elegido como nuevo secretario general en el congreso comarcal.

-¿Cómo se recibe el ofrecimiento de ser candidato?

-Es una propuesta muy grata, porque no deja de ser un respaldo de los compañeros. Pero también necesitas un tiempo de reflexión antes de aceptar.

-¿Por qué es candidato?

-En primer lugar porque es necesario dar el paso cuando una parte de la organización confía en ti. Y, en segundo lugar, porque creo que debemos asumir retos. En la actividad sindical no debemos acomodarnos.

-Comisiones vive un momento histórico: primer sindicato de la comarca y de Asturias. ¿Deben introducir muchos cambios?

-Es el fruto de un proceso largo en el tiempo. No se logra de un día para otro. Hace ocho años partíamos de una desventaja de 109 delegados y ahora sacamos una ventaja superior a los veinte. Hay que profundizar esa línea de trabajo. Cuanto más ganemos, más fuertes seremos en nuestras propuestas.

-¿Cómo ve la comarca: la botella medio llena o medio vacía?

-Debemos ser optimistas y ver la botella medio llena, pero nuestra obligación es mejorar esa parte vacía. Asturias entró más tarde en la crisis y también nos cuesta salir, como lo demuestran los datos. Las inversiones siempre son bien recibidas. Las empresas deben invertir en innovación porque es fundamental para el crecimiento y el empleo.

-¿Preocupa la situación del Centro de Acero y las continuas denuncias sobre él?

-Sin entrar en dimes y diretes sobre su situación interna, ha que tener claro que es un pilar importantísimo para la industria. Todo lo que sea investigación debe tener respaldo de la administración regional y también central. Nosotros siempre defenderemos la importancia de la investigación.

-¿La inversión de ArcelorMittal en Italia genera miedos?

-No creo que afecte. Hay que estar expectante. Hay que ser vigilantes y apostar por la siderurgia en Asturias. Los años nos han demostrado que los acuerdos que hemos logrado nos han permitido llegar a la actual situación, que es buena.

-En 2019 se cierra baterías y se perderán quinientos puestos de trabajo, ¿cómo lo afronta?

-Se está hablando demasiado de lo que sucederá con esas parcelas y lo fundamental es lo que pasará con esos trabajadores, tanto en la industria principal como en la auxiliar. Eso es lo fundamental. Después, en el caso de atraer algún tipo de industria a esa parcela debería tener capacidad de generar un número importante de puestos de trabajo. Y vamos a ver que pasa con los suelos.

-¿Por qué?

-Hay que ver los costes de descontaminación. Porque igual no es viable y, como se ha dicho, habría que dejar las baterías como un referente para el turismo. No vamos a adelantarnos. Nuestra principal defensa es que el suelo sea industrial.

-También bajará la contaminación

-Sí. En CC OO siempre hemos defendido que la industria cumpla la legislación vigente y una actividad sostenible. Pero la contaminación no es un sólo industrial. También ayudaría que los ayuntamientos contasen con planes de movilidad.

-Avilés cuenta con importantes empresas tecnológicas, como CSC, donde Comisiones es mayoritaria en el comité. ¿Demuestra su capacidad para responder a los nuevos perfiles de los trabajadores?

-El sindicato se adapta a los nuevos tiempos. También sucede con los trabajadores autónomos dependientes, una variable legislativa reciente y donde nos hemos adaptado. Lo que debemos tener claro es que estamos preparados para lanzar propuestas para defender a los trabajadores y, como opción socio-política de los ciudadanos. Eso se demuestra con los resultados de las elecciones.

-En su variante socio-política, el secretario general saliente lanzó un plan estratégico para la comarca donde aún tiene inversiones en el papel, como ronda norte, ¿hay que volver a movilizarse?

-No hay que olvidar esas infraestructuras que son eternas, ya no voy a decir históricas. La ronda norte es fundamental para la ciudad y el puerto. No descartamos cualquier tipo de movilización para desatascar la ronda norte o la variante ferroviaria, que son infraestructuras necesarias para la comarca.

-Durante la crisis cayeron importantes empresas. Con la recuperación, ¿Avilés puede regenerar ese tejido industrial?

-Para que surjan esas empresas necesitamos dos cosas. La primera es suelo industrial y, para eso, es necesario crear una bolsa de suelo industrial en la comarca. Y, la segunda, financiación para las empresas. Los grandes datos económicos mejoran, aunque no repercute en los salarios ni en el empleo estable.

-¿Y cómo hacemos para que los emprendedores crezcan como empresa?

-Hay que apoyarles, darles facilidades en la inversión tanto desde las administraciones como los bancos, a quienes pagamos nuestras deudas, pero que luego sueltan muy mal el dinero.

-Como sindicato comarcal, ¿cómo ve los ayuntamientos?

-Hay un problema. Los ayuntamientos deberían tener altura de miras y ponerse de acuerdo para conseguir lo mejor para la comarca. Opino que lo que es bueno para Avilés es bueno para los demás. Pero hay demasiado preocupación en los límites. Deben ponerse de acuerdo, pero no sé si lo conseguirán entre ellos o necesitarán intermediario.

-¿Esa ayuda podría ser CC OO?

-Si al final viésemos que es necesario, no tendríamos ningún problema para propiciar ese acuerdo y luego regresar a nuestras labores.

-A lo largo de este mandato se pide anular las subvenciones nominativas a Comisiones. ¿Qué piensa?

-Llevamos dos años renunciado a esa subvención. Aunque entendemos que nos corresponde por ley, creemos que debe destinarse a otros fines. Nosotros nos financiamos con las cuotas de los afiliados. Me llama la atención que salga tanto en el pleno, como si fuese un dictado y no se compruebe que llevamos dos años renunciando a ella.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate