Ocho arrastreros y pincheros desembarcan 160.000 kilos de xarda

Xarda en los muelles del puerto pesquero avilesino.
Xarda en los muelles del puerto pesquero avilesino. / MARIETA
  • El inicio de la campaña para las artes menores y la flota artesanal asturiana comienza el próximo lunes

La campaña de la xarda para la flota artesanal y de artes menores comenzará el próximo lunes día 27. La decisión responde a una solicitud en tal sentido cursada por la Federación de Cofradías de Pescadores de Asturias que no ha sido bien acogida por todo el sector. Las principales voces críticas llegan desde el Oriente de la región, la primera zona por la que siguiendo su ciclo migratorio, de Este a Oeste, llegan a la costa asturiana los bancos de xarda.

En cambio la temporada sí está abierta para los arrastreros y para las flotas artesanales y de artes menores de otras comunidades cantábricas. Ayer ocho barcos, dos arrastreros con base en Avilés y otros seis en puertos cántabros, vascos, gallegos o portugueses, desembarcaron en el muelle pesquero cantidades importantes, del orden de 160.000 kilos, a un precio que llegó a los 0,9 euros kilo. También descargaron xarda dos pincheros gallegos, 244 cajas.

«Ellos pueden pescar en nuestros caladeros, y nosotros no. Tenemos que permanecer parados y devolver al mar la que pescamos de forma accidental. Es un agravio», lamenta José Antonio Fernández, presidente de la Asociación de Volanteros del Cantábrico Noroeste.

La cuota para artes distintos al arrastre y al cerco establece 2.500 kilos por tripulante y barco sin límite de tripulantes, lo que podría permitir que en lugar de las dos semanas habituales la campaña se prolongase una tercera. En total se podrán capturar 2.231.846 kilos después de que la semana pasada la cuota se ampliase en 462.955 a raíz de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que anula la resolución por la que se imponía al Principado una sanción por sobrepasar el cupo en 2014.

La resolución también incluye medidas adicionales de ordenación de la pesquería, como una reserva de cuota para pesca accidental. Mientras, ante la nueva fecha de el inicio de la campaña y los pronósticos que anuncian mal tiempo para los próximos días, parte de la flota asturiana de bajura optó ayer por permanecer en puerto y aprovechar para ir armando los barcos para la xarda.