Concentración de educadoras en El Parche el miércoles.
Concentración de educadoras en El Parche el miércoles. / MARIETA

La alcaldesa insiste en que no puede incluir a las educadoras en la plantilla municipal

  • Monteserín les traslada que el Ayuntamiento no tiene competencias porque la educación de 0 a 3 años «no es un servicio propio»

La alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, explicó ayer a las educadoras de las escuelas infantiles de 0 a 3 años que su reclamación de ser incluidas en la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) municipal «no puede ser atendida ya que este no es un servicio propio del Ayuntamiento ni está habilitada su competencia para los municipios, por ello que se encuentran dentro del anexo del acuerdo regulador». Un nuevo jarro de agua fría y «síntoma de la falta de voluntad política» para un colectivo que respondió a la regidora que en otros ayuntamientos las educadoras sí forman parte de la RPT.

Este intercambio de pareceres se produjo ayer durante la concentración de las trabajadoras en la Plaza de España, en su segunda jornada de huelga. Las dos siguientes paros serán el martes 25 y el jueves 27.

«El salario de estas trabajadoras parte de un convenio firmado por todos los ayuntamientos a través de la Federación Asturiana de Concejos (FACC)», explicó la regidora después, además de añadir que las educadoras perciben, junto a su salario, la productividad corporativa del Ayuntamiento. Este convenio se firmó en 2002 «y desde entonces el salario no ha variado», aclaró el colectivo.

A través de una nota de prensa, la alcaldesa recordó que el concejal de Recursos Humanos, Raúl Marquínez, está negociando con los representantes sindicales y señaló este ámbito, el de los representantes sindicales como interlocutores, como el más adecuado para cualquier negociación de tipo laboral. «El Ayuntamiento de Avilés no puede mantener negociaciones con colectivos determinados de la plantilla, entendemos que la mesa de negociación es el espacio en el que tratar estos temas en exclusiva», recalcó.

Monteserín indicó que el Gobierno local se presta a negociar sobre todos los puntos que se pactaron en su día con los representantes de los trabajadores, «de los cuales solo quedaron fuera la inclusión en la RPT de los trabajadores del anexo y las cuestiones referidas a la organización de los servicios».

El concejal de Somos, Primitivo Abella, acusó ayer a la regidora de confundir «querer con poder» al negar a las educadoras su reivindicación de ser incluidas en la RPT. «Hoy -por ayer-, en el segundo día de huelga de las educadoras infantiles, la alcaldesa se dirigió a las concentradas delante del Ayuntamiento en tono muy enérgico, con poca gana de escuchar y mucha de dar lecciones, y les dijo que no podían estar en la RPT, cuando debiera haber dicho no quería que estén», indicó.

En opinión del edil, debería «ordenar un informe técnico sobre la posibilidad o imposibilidad de su integración en la RPT y comprometerse entonces a conceder la reivindicación si legalmente es posible». Cree, además, que «sabe perfectamente que el asunto de las educadoras no está en el orden del día de la mesa negociadora, ni la inclusión en la RPT, ni la más mínima mejora de sus condiciones laborales».