El Comercio

Un perfil perfecto para cada empleo

Desde la izquierda, Luisa Venero, Raquel Villa, María Cruz Rubio y Marta Díaz, ayer..
Desde la izquierda, Luisa Venero, Raquel Villa, María Cruz Rubio y Marta Díaz, ayer.. / MARIETA
  • Responsables de Recursos Humanos de grandes empresas de Asturias orientan a las participantes en 'Enfoca Talento'

Encontrar trabajo que responda a las expectativas del futuro empleado se ha convertido a su vez en un trabajo. Moldear un perfil adecuado, el perfecto para el puesto demandado; un currículo, formarse y, por qué no, aderezado con un gran punto de suerte, forman parte de los activos del buscador de empleo. Alcanzar esa capacitación es el objetivo del programa 'Enfoca Talento', creado por el Área de Empleo del Ayuntamiento de avilés, y dirigido a 15 desempleadas tituladas, que ayer recibieron a las responsables de Recursos Humanos de cuatro grandes empresas con implantación en Asturias. La charla formativa tuvo lugar en el Palacio de Valdecarzana.

Raquel Villa, de Transinsa; María Cruz, Rubio, de Daorje; Marta Díaz, de DuPont, y Luisa Venero, de MBA, fueron las encargadas de ofrecer el punto de vista del empleador. Conocer lo que buscan las empresas para adaptar la búsqueda a los requisitos. Y aunque comparten rasgos comunes, el diferente perfil sectorial de las compañías, a su vez con variedad de departamentos, también hace que esos perfiles pretendidos no sean monolíticos. Asimismo, desvelaron sus propias experiencias como buscadoras de trabajo. Cada una de las directivas de recursos humanos expresó las motivaciones que les mueven en sus nuevas contrataciones.

«Nuestra misión es generar expectativas», indicaba Raquel Villa, la primera en intervenir. «Buscamos compromiso, pasión, lealtad y honestidad», decía, sobre la cultura empresarial de Transisa, la empresa concesionaria de las ambulancia del Sespa, convertida a su vez en un referente nacional en el sector, con sus 450 empleados «comprometidos con su pertenencia a la empresa». Los referentes que usa para trazar su búsqueda de talento son empresarios como Steve Jobs o Juan Roig, y el cocinero Ferrán Adrià. Una frase resume su ideario: «No busco a alguien que pique piedra, sin más, sino picapedreros que construyan catedrales», en una alegoría al compromiso del trabajador.

Capacidades diferentes

Los rasgos de la personalidad marcan las diferencias, y siempre hay un lugar adecuado para cada uno. Así lo consideran en Daorje, uno de los grupos más fuertes de la comarca avilesina. «Contratar a gente con capacidades diferentes nos hace más ricos. Saber qué puede hacer cada uno nos permite conocer el potencial interno de la empresa», resaltaba María Cruz Rubio, que defendió las políticas de inclusión en el mundo laboral de mujeres, mayores de 50 años y discapacitados.

Por su parte, Marta Díaz, directiva de la multinacional Dupont, les pedía a las mujeres participantes no obsesionarse en formarse para todo. Quien quiera trabajar en la compañía norteamericana ha de responder a un requisito básico, dominar el inglés. «Nuestra cultura empresarial se cimenta en valores, como la seguridad y el respeto por las personas, y nuestra ética empresarial», decía. Y sus trabajadores deben tener «una mentalidad abierta, actitud, flexibilidad y capacidad para trabajar en equipo». «Nuestras decisiones de contratación -añadía-, se hacen de forma colaborativa».

La última en intervenir fue Luisa Venero de MBA, la empresa más joven, dedicada a la distribución de material quirúrgico, y la que ofrece un perfil más claro en cuanto a sus propuestas laborales más habituales, como comerciales para expandir sus productos: «Formamos una cadena y trabajamos en equipo. Valoramos la vocación de servicio, la capacidad para resolver problemas, la empatía», resaltó.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate