El Puerto restringe parte de su actividad por el fuerte viento

Zona de carga ayer en el puerto.
Zona de carga ayer en el puerto. / MARIETA
  • El temporal deja diez árboles rotos en varios parques de la ciudad mientras que los ecologistas denuncian un nuevo récord de contaminación

Las fuertes rachas de viento que azotan esta semana han provocado que la Autoridad Portuaria de Avilés haya tenido que tomar medidas para paliar los efectos del temporal en cuanto a generación de polvo. En este sentido se pidió a las empresas del entorno del Puerto que extremasen las precauciones en el acopio y manejo de mercancías purulentas.

Esta recomendación se hizo efectiva el pasado martes, día en que comenzó a intensificarse el viento. Desde entonces las empresas están intensificando las labores de riego y sellados de pilas de mercancías y viales para tratar de minimizar las emisiones de partículas al aire. Para colaborar con ellas desde la Autoridad Portuaria se está llevando a cabo la limpieza de los restos de materiales de las zonas comunes.

Al no aflojar el temporal de viento, el miércoles se daba una nueva orden restringiendo la actividad del Puerto, de manera que están paralizadas las operaciones de levante de mercancías a la intemperie y susceptibles de generar polvo, salvo las imprescindibles para la actividad industrial. Estas medidas de prevención sirven para dar cumplimiento a las autorizaciones medioambientales y se estima que puedan levantarse mañana sábado, si la intensidad del viento disminuye. De no ser así, las empresas mantendrán sin actividad las operaciones a la intemperie.

El viento no solo se ha sentido en el Puerto de Avilés, sino que en el centro de la ciudad también se han sufrido sus fuertes rachas. Los operarios municipales tuvieron que intervenir el pasado miércoles en los parques de Ferrera, La Magdalena y Llaranes, donde se vieron afectados varios árboles. La lista de incidencias se centra únicamente en estas zonas verdes, en las que se vieron afectados diez árboles, algunos de ellos sufrieron la rotura de sus copas, mientras que en otros los daños se dieron en la caída de varias ramas. Además, hubo que podar un cerezo de la calle Valdés Salas tras haberse roto la copa.

El temporal no afloja los datos de contaminación según la última denuncia del Colectivo Ecologista de Avilés, que insiste en nuevos récord de contaminación en la ciudad por emisión de partículas de menos de diez micras. El colectivo insiste en que cuatro estaciones se mantuvieron fuera de rango (Llano Ponte, Avenida de Gijón, Maruca y Arobias), llegando a registrarse picos de 722 microgramos por metro cúbico y una media de 221 microgramos, que supondría, según los ecologistas, el récord en 24 horas. La alerta se mantendría también en los concejos de Castrillón y Corvera, también con estaciones fuera de rango.