El Comercio

«En este monólogo no hay nada inventado, cuando das la verdad no te equivocas»

Neus Sanz sostiene una foto suya en una papelera, una de las anécdotas que contará..
Neus Sanz sostiene una foto suya en una papelera, una de las anécdotas que contará.. / LVA
  • La intérprete Neus Sanz actúa mañana sábado en 'Las noches de la suite' del hotel NH Collection Palacio de Avilés

Si los personajes a los que Neus Sanz ha dado vida en la televisión le han granjeado el cariño del público, con el que llega mañana a Avilés terminarán de jurarle amor eterno. Porque la actriz llega tal cual es ella. Sin aderezos ni edulcorantes. Eso sí, en clave de humor. La Rita de 'Los Hombres de Paco', Salomé en 'El Barco', Susana en 'B&B' y Soledad en 'Águila Roja', es Neus Sanz en 'Un pedacito de mí', un monólogo autobiográfico de humor en un 90% y «un 10% de apretar estómagos». Habitual en El Club de la Comedia y parte del elenco de las 5 mujeres.com, el monólogo no es nuevo para ella, pero sí de esta forma. Mañana sábado, actúa a las 21 horas, en el Hotel NH Collection Palacio de Avilés.

De nuevo, un monólogo

Sí, pero es el primero tan personal, en el que incluye hasta imágenes. Es muy íntimo y es mío de cabo a rabo. El guion y la dirección, que en realidad no tiene porque soy yo. Trabajé de octubre a diciembre en él.

¿Cómo fue ese trabajo? Porque una cosa es contar las anécdotas a los amigos y otra enlazarlas y darles forma.

Tenía claro que no quería un monólogo al uso: cortina negra, taburete y vino de mentira. Sabía que quería usar imágenes mías, de mi familia y de mi trayectoria profesional. Y la verdad es que fue bonito el trabajo de prepararlo, de bucear entre fotografías de toda una vida. Hice una copia en pequeñito y las pegué en una cartulina blanca. Después pensé en cómo saltar de una historia a otra con un tope de cincuenta minutos de duración. Al final me ha salido una hora. Estar una hora, solo tú, entreteniendo al público y haciéndolo reír, o eso espero, es difícil.

El monólogo es distinto desde el principio, ¿no?

Sí. Empiezo por el final. Con un vídeo de agradecimientos, una voz en off que va dando las gracias a la gente que ha sido y es importante en mi vida.

¿No da pudor mostrarse tal cual uno es?

Más que pudor, da vértigo. Tras esos cuatro minutos de vídeo, me da mucho vértigo bajar. ¡Pero la gente es tan bonita y empatiza tanto! Cuando les das la verdad, no te equivocas nunca. Porque en este monólogo no hay nada inventado. Hay hasta dos o tres momentos en los que les aprieto las tripas y luego vuelvo a la comedia. Porque en la vida no todo son cosas bonitas.

A lo mejor hasta muchos espectadores se sienten identificados con alguna escena, ¿no?

Sí, me lo dice la gente. Porque al terminar me mezclo entre ellos para charlar. Me gusta saber por qué han venido, muchas veces es porque les han regalado los hijos la entrada, porque alguien ha visto el monólogo o porque han escuchado o leído una entrevista mía. Y muchos me confirman que su madre también les decía alguna de las cosas que cuento.

Por lo que dice, parece su trabajo más cercano al público.

Desde luego, estoy a tan solo a metro y medio. Es fantástico y, además, engancha. Se crea un ambiente maravilloso. Además, me han dicho que el hotel en el que voy a actuar es fantástico.

Estrenó en Madrid y ha pasado también por Barcelona.

Sí, y mañana llego a Avilés y espero que salga alguna actuación más. Sería fantástico poder hacer una gira nacional.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate