El Comercio

El Puerto hará un nuevo estudio durante un año sobre la contaminación

Estación medidora de la contaminación en Las Arobias.
Estación medidora de la contaminación en Las Arobias. / MARIETA
  • Pretende conocer en profundidad las emisiones de PM10 que se registran en la zona del Matadero y cuál es su verdadera procedencia

La Autoridad Portuaria de Avilés que preside Santiago Rodríguez Vega ha tomado la decisión de realizar un nuevo estudio exhaustivo sobre la contaminación en la zona del Matadero de Las Arobias y saber hasta qué punto las acciones emprendidas por el Puerto y por las empresas han dado resultado o no. El valor del nuevo estudio, de un año de duración, es de 95.000 euros.

A través de una nota de prensa, la Autoridad Portuaria señaló ayer que la instalación de una estación de medición de la calidad del aire dentro de la ITV, colindando con las instalaciones portuarias, y las continuas superaciones de PM10 registradas por esta estación ha llevado al Puerto a realizar grandes inversiones en materia medioambiental para tratar de mitigar el efecto del polvo generado por el trasiego y acopio de graneles en las instalaciones portuarias. Así mismo las empresas han venido realizando grandes inversiones en esta materia. A pesar de todas estas medidas, no se detecta mejoría significativa en los datos registrados por la estación. Dicha estación, registra las partículas presentes en el aire, pero no identifica ni el tipo de partícula ni la procedencia.

En base a ello y conscientes de que principalmente sólo con vientos de gran intensidad y del primer cuadrante (NE y E) los acopios de graneles del Puerto pueden implicar contribuciones significativas a la estación, pero dada la escasez de días con estas condiciones y las medidas tomadas por el Puerto, es de vital importancia tratar de determinar el posible origen de la contaminación registrada en dicha estación en el resto de direcciones e intensidades de viento, tratando así de determinar el origen y si es posible la fuente generadora.

De este modo, entienden los responsables del Puerto, «sabremos en qué medida es necesario seguir invirtiendo en apantallamientos y medidas asociadas al acopio y trasiego de graneles. Si se observa una contribución significativa de las operaciones desarrolladas en el Puerto, se requerirá seguir en la línea de inversiones desarrollada hasta la fecha en materia de calidad del aire. De no ser así, y sean otras las fuentes principales (industrial, calderas, tráfico, intrusión salina, polvo sahariano,...) las inversiones del Puerto se podrían redistribuir en otras medidas relacionadas con otros posibles impactos generados en el recinto portuario».

La reflexión anterior es la que hace necesaria, a juicio del Puerto, realizar una campaña de análisis de los filtros. La campaña consistirá en medir diariamente durante 12 meses consecutivos, y con retirada diaria de filtros a las 12.00, de tal manera que se puedan comparar las medidas registradas en la estación y un equipo instalado junto al sensor de la estación, «determinando así posibles desviaciones en las mediciones registradas entre el sensor y al aparato captador y que nos servirá de referencia y calibración del equipo de la estación». Así mismo durante 6 meses alternos se instalará otro equipo captador en la misma estación para recoger muestras diariamente de las que se analizarán un total de las 60 muestras más significativas en laboratorio, para tratar de determinar el origen de las partículas.

También se colocará otro captador durante 12 meses, en las proximidades de la estación (a 50 metros aproximadamente) para determinar si hay diferencias significativas de valores de PM10 en un entorno próximo, con respecto a la estación oficial ubicada en la ITV.

De esta forma, será el segundo estudio que se haga sobre la contaminación en esta zona, aunque éste de forma exhaustiva.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate