El Comercio

Saint-Gobain acepta una subida salarial de tres puntos en dos años

Concentración de trabajadores de Saint-Gobain, el pasado mes de enero.
Concentración de trabajadores de Saint-Gobain, el pasado mes de enero. / MARIETA
  • El principio de acuerdo alcanzado ayer en Madrid, y que tendrá que ser ratificado por los trabajadores, incluye el contrato relevo obligatorio y la reducción de jornada en 2018

Sindicatos y dirección de Saint-Gobain alcanzaron ayer en Madrid un principio de acuerdo que recoge la principal demanda de la plantilla y desactiva la amenaza de huelga. La empresa se compromete a aplicar una subida salarial que, tras dos días de negociaciones, será de 1,6% en este 2017, carácter retroactivo a 1 de enero, del 1,4% en 2018 y con revisión de todos los conceptos al IPC real. Se incluirá una cláusula de descuelgue en el caso de que los resultados de explotación sean negativos, asimismo se garantizará como mínimo el 90% de la revisión.

El preacuerdo recoge una reducción de jornada anual de ocho horas en el año 2018, fijada en la actualidad en 1.728 y que no se había movido desde 2003, y recupera la implantación obligatoria para la empresa del contrato relevo a petición del trabajador.

Una de las novedades en el convenio será el abono al cien por cien de la base reguladora de la primera incapacidad transitoria del año. Es decir, que el trabajador no perderá poder adquisitivo si cae enfermo y solicita la baja.

En el apartado de pluses, se estipula un aumento de dos euros la hora de los sábados y se instaura, en otra de las novedades del convenio, uno de 0,557 euros/hora para la jornada partida.

La empresa se compromete a reservar el puesto de trabajo durante un año a quienes soliciten una excedencia voluntaria y a incluir el plus de asistencia en el cálculo para el complemento de vacaciones.

El pago de becas, que excluye a los repetidores, fija como tope los 26 años y los 24 créditos.

Respecto a las nuevas contrataciones, se acepta que rija la base salarial del nivel profesional 3A. Bajará, además, el periodo de consolidación de las nuevas contrataciones a nueve meses en los niveles 3A, 3B, 4A y 4B, posteriormente se pasará al tramo A del nivel del puesto de desempeño.

Francisco José Mantilla, delegado de Comisiones Obreras, mostró ayer su satisfacción por un principio de acuerdo que, de ser aprobado, regirá durante el año en curso y el que viene.

Previsiblemente, los acuerdos de la mesa negociadora contarán con el respaldo de los trabajadores, máxime cuando la negociación del convenio llevaba meses atascada. El inmovilismo de las posturas llevó a los sindicatos a solicitar una reunión en el Servicio Interfederal de Mediación y Arbitraje, en Madrid, adonde acudió el comité intercentros.

El calendario previsto pasa por convocar una asamblea informativa y posterior consulta en la planta avilesina la próxima semana y, de ser favorable, se firmaría la siguiente, es decir, entre el 29 de mayo y el 2 de junio.

Tranquilidad para el futuro

Este convenio aportará tranquilidad a una plantilla que comenzó el año con la inquietud sobre el futuro de una de sus dos líneas de producción, la de Sekurit. La reducción de la producción, y la siempre presente amenaza de la deslocalización, hizo temer a los trabajadores por su puesto de trabajo. Llegaron a manifestarse en la Plaza de España y la alcaldesa, Mariví Monteserín, se reunió con los representantes y les transmitió su apoyo y el de toda la Corporación. Un mes después, en febrero, Gianni Scotti, delegado de Saint-Gobain para España y los países mediterráneos, lanzó un mensaje tranquilizador. Afirmó que tanto la división de vidrio como la de parabrisas Sekurit contaban con una carga importante. Aseguró que la planta de Avilés no estaba en peligro y confirmó que la única discrepancia entre plantilla y dirección estaba en el convenio y los salarios, algo que por otra parte definió como «tradicional».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate