El Comercio

Jornada de 'testing' en la ría

Dos de los participantes en la jornada fotografían unas plantas.
Dos de los participantes en la jornada fotografían unas plantas. / PATRICIA BREGÓN
  • Una docena de fotógrafos intentan captar la biodiversidad del entorno

En la ría de Avilés hay más vida de la que parece. Es un punto de descanso en las rutas migratorias que siguen las aves desde sus refugios de invierno, en África, hasta las zonas de reproducción, en el norte de Europa o incluso de Asia, y viceversa, hasta 100.000 en un buen año. También hay moluscos, insectos y otros muchas especies animales, además de plantas, algunas de ellas propias de espacios dunares.

El Colectivo Ornitológico Mavea celebró ayer una 'testing' fotográfico conmemorativo del día de la red Natura 2000, hoy domingo, y del Día Mundial de la Biodiversidad, que se celebrará mañana lunes. Se trataba de fotografiar todas las especies vivas del entorno que fuera posible y seguir avanzando en el catálogo de biodiversidad del enclave.

La iniciativa estaba abierta a todo aquel que quisiese participar. Solo había que presentarse a las diez y media de la mañana en el aparcamiento de San Balandrán, enfrente del recién inaugurada aula de interpretación, cedida y financiada por la Autoridad Portuaria. Acudieron unas doce personas, el día acompañaba y mayo es uno de los mejores meses del año para avistar aves migratorias, desde garzas a chorlitos.

Ayer no hubo suerte. «No sabemos por qué. El caso es que cualquier día es fácil ver ochenta o noventa especies de animales pero hoy (por ayer) no hubo suerte. Quizá el cambio del tiempo o simplemente que no era el día. El caso es que vimos muy poco. Resulta un poco frustrante, pero qué le vas a hacer», lamentó David Díaz, miembro del colectivo ornitológico.

Con todo, se hicieron un buen número de fotos que se subirán a la plataforma de Biodiversidad Virtual con el fin de identificarlas y también de dejar constancia de la diversidad biográfica de la ría de Avilés, incluida junto a las dunas de El Espartal en el espacio protegido Cabo- Busto-Luanco con categoría de LIC (Lugar de Importancia Comunitaria) y de ZEPA, zona de especial protección para las aves.

El Aula de Interpretación del Monumento Natural de la Charca de Zeluán y Ensenada de Llodero se ubica en el aparcamiento de San Balandrán y se estrenó el pasado jueves, coincidiendo con el Día Mundial de las Aves.

Según manifestó el director general de Recursos Naturales del Principado, Manuel Calvo, «va a ayudar a resaltar los valores naturales no sólo de este enclave si no de otros parecidos de ámbitos costeros» y será «el motor de una serie de actividades divulgativas de sus valores naturales». Está previsto realizar charlas, talleres, visitas guiadas y también actividades divulgativas como la celebrada ayer.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate