El Comercio

Una de las cien víctimas de violencia de género está en riesgo extremo

Reunión de la comisiónque coordina y sigue la violencia de género.
Reunión de la comisiónque coordina y sigue la violencia de género. / MARIETA
  • Son menos mujeres que en el primer trimestre del año, pero después de mucho tiempo se vuelve a proteger a una en situación vulnerable

Cien mujeres víctimas de violencia de género cuentan con seguimiento policial en Avilés. No son pocas, pero después de haber llegado a 107 a finales del año pasado el número supone cierto alivio. Solo cierto porque entre ellas hay una que se considera que está en 'riesgo extremo' de ser agredida. Otras diez cuentan con riesgo medio y el resto, bajo o no apreciado. 92 son españolas y ocho extranjeras.

De este centenar de mujeres, 93 tienen orden o medidas de protección judicial y siete están a la espera de que se pronuncie la justicia. En este impasse son protegidas por la policía. La Policía Nacional realiza el seguimiento de 41 mujeres y la Local, de 59.

Los datos fueron facilitados ayer tras la reunión de la comisión técnica para la coordinación de actuaciones y seguimiento de la violencia de género en el Ayuntamiento, presidida por la concejala de Igualdad, Raquel Ruiz. A la misma, como es preceptivo, acudieron mandos de ambos cuerpos policiales y de la Guardia Civil, así como técnicos municipales y nacionales especializados en esta materia. El orden del día incluyó la coordinación de las órdenes de protección y medidas de alejamiento existentes y del programa de teleasistencia.

El número de víctimas ha bajado en este segundo trimestre del año después de que en diciembre de 2016 hubiera 107 y el pasado mes de marzo, 105. Las víctimas de violencia de género tienen a su disposición el teléfono 016, que no deja rastro en la factura. Se llame o no, el primer paso siempre es presentar una denuncia en la comisaría de la Policía Nacional, en la calle Río San Martín. Los agentes realizarán una serie de preguntas a la denunciante conforme al programa Viogen, que ofrece una valoración del riesgo que presenta la mujer. Con este informe, y con alguna puntualización de los policías que atienden a la mujer si consideran que el programa informática no ha atinado al ser incapaz de percibir algún dato subjetivo, se tramita una diligencia judicial.

Casi todas mujeres sobre las que el juez decreta la activación de un seguimiento disponen de un teléfono de respuesta rápida operativo las veinticuatro horas del día los 365 días del año. Es un terminal de Cruz Roja conectado directamente con el 112 y con conexión GPS.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate