El Comercio

Avilés sube de pulsaciones

La demostración de gimnasia rítmica celebrada por la tarde congregó un gran número de miradas curiosas en la plaza de España.
La demostración de gimnasia rítmica celebrada por la tarde congregó un gran número de miradas curiosas en la plaza de España. / PATRICIA BREGÓN
  • El II Día del Deporte Urbano ocupó ayer una decena de explanadas de la ciudad

  • Las 35 entidades participantes pudieron mostrar a la población su trabajo y comenzar a captar potenciales socios de cara al próximo año

Numerosos avilesinos calzaron ayer sus zapatillas deportivas para participar en el II Día del Deporte Urbano, evento que llegó por primera vez el año pasado con la voluntad de quedarse, como ha vuelto a confirmar en esta ocasión. Si bien a primera hora de la mañana los organizadores se mostraban encantados con el buen tiempo que acompañó toda la jornada, según iban avanzando las horas las altas temperaturas se volvieron un hándicap para practicar las diversas actividades, que contaron no obstante con la complicidad de numerosos ciudadanos.

Los encargados de dirigir los múltiples talleres y competiciones que ocuparon una decena de explanadas de la ciudad fueron los propios miembros de las 35 entidades deportivas que han trabajado durante meses junto a la Fundación Deportiva Municipal para dar forma a este evento. Y es que el Día del Deporte Urbano, además de contribuir a fomentar la actividad física entre la población y luchar contra el sedentarismo, tiene como principal objetivo visibilizar la labor de estos clubs y asociaciones que día a día se esfuerzan por presentar una oferta de deportes variada y de calidad a la ciudadanía avilesina de todas las edades, con énfasis especial en los niños y jóvenes.

Por este motivo, ayer hubo propuestas para todos los gustos y aficiones, desde los todopoderosos fútbol y baloncesto hasta disciplinas más minoritarias como el ciclismo indoor, la marcha nórdica o la natación sincronizada. Tampoco faltaron aquellas más arraigadas en la tradición regional como el tiro con gomeru ni las que se mueven en la frontera entre deporte y juego como el ajedrez, disciplina que no exige una gran condición física pero sí una excepcional destreza y agilidad mental.

También hubo cabida para la colombofilia, conjunto de técnicas de cría y adiestramiento de palomas, una de las actividades que más captó la atención de los niños al realizarse con animales. A todo lo anterior hay que sumar atletismo, escalada, aeróbic, voleibol, tenis, tenis de mesa, patinaje artístico, patín de línea, balonmano,hockey en patín de línea, rugby, boxeo, natación, taekwondo, defensa personal, kárate, judo, artes marciales, zumba y gimnasia rítmica.

Además, en el apartado de actividades organizado en torno al automovilismo participó César Palacios, campeón de Asturias de Rallyes, quien firmó autógrafos ante los aficionados de un deporte con importante tirón en la región. La otra gran invitada a la jornada de ayer fue Rosa Fernández, alpinista asturiana que ostenta el honor de ser la única mujer española en completar el Proyecto 7 Cumbres tras escalar la montaña más alta de cada uno de los siete continentes. La deportista, que ya se encuentra totalmente recuperada del cáncer de mama que sufrió en 2009, fue recibida por la alcaldesa Mariví Monteserín en el Ayuntamiento y se dejó ver por varias de las localizaciones.

La jornada, que se alargó hasta las nueve de la noche, constituyó un escaparate ideal para unas entidades que ya se encuentran inmersas en la recaptación de socios para la próxima temporada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate