El Comercio

ArcelorMittal advierte de que el retraso del colector industrial daña su conexión

Los efectos de las baterías de cok de ArcelorMittal sobre la ría se corregirán con el colector industrial.
Los efectos de las baterías de cok de ArcelorMittal sobre la ría se corregirán con el colector industrial. / MARIETA
  • La multinacional apremia al Principado y al Ministerio de Medio Ambiente para que busquen una solución que permita su entrada en servicio

ArcelorMittal apremia al Principado y al Ministerio de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente a que encuentren una solución para poner en marcha el colector de la margen derecha de la ría, cuyo fin es recoger las aguas residuales industriales previamente tratadas por las empresas del entorno que las generan. Tras una inversión superior a dieciséis millones de euros, la red continúa sin estrenarse pese a que tras cinco años de retraso está en condiciones de entrar en servicio desde el pasado verano.

Las obras para conectar al colector los sistemas de saneamiento propios corren a cargo de las empresas. Arcelor mantiene que las ha ejecutado hace más de un año y advierte que el paso del tiempo y la inactividad comienza a hacer mella en ellos. «Hemos gastado mucho dinero en conectarnos a algo que no funciona por causas ajenas a nosotros, y lógicamente al estar parados esos equipos se deterioran. Las garantías están próximas a vencer, y cuando el colector entre en servicio nos veremos obligados a realizar una inspección y las necesarias tareas de mantenimiento. Y eso genera un desembolso extraordinario», advierte un portavoz de la multinacional.

El retraso en la puesta en marcha del colector se debe a la negativa del Principado a hacerse cargo de su gestión en base a que, asegura, el sistema no garantiza que en momentos puntuales resulte inevitable realizar vertidos a la ría, por lo que reclama a Confederación Hidrográfica autorización para evitar así una posible sanción. Dicho organismo, dependiente del Ministerio, que financió y ejecutó la instalación, rechaza tal posibilidad. Mantiene que se ajusta al proyecto inicial, redactado en 2007, con el PSOE en los gobiernos de España y de Asturias, y que entonces se anunció que pondría fin a los vertidos a la ría.

También alude a que el convenio suscrito en 2008 mediante el cual el Principado se compromete a asumir su gestión recoge que las posibles reposiciones o ampliaciones deben ser asumidas por la administración autonómica y que a fin de cuentas ha sido construido, precisamente, para poner fin a los vertidos a la ría. Autorizarlos, entiende, resultaría contradictorio y podría facilitar que en lugar de reparar con celeridad una hipotética avería o acometer las inversiones necesarias para evitarlas o ampliar su capacidad el Principado aprovechase la situación para demorar la solución y seguir realizando dichos vertidos

Además de las aguas residuales de ArcelorMittal, el colector industrial ha sido diseñado para recoger las de Cogersa, DuPont, Fertiberia, Alcoa, Asturiana de Zinc y Saint-Gobain, que a día de hoy se vierten a la ría una vez depuradas por las empresas que las generan. Cuando entre en servicio las conducirá hasta mar abierto, liberándolas en la vertical de Xagó a través de un emisario submarino que ya canaliza las aguas negras y pluviales de los siete colectores que integran la red de saneamiento doméstico de la comarca previo tratamiento en la depuradora de Maqua.

Las obras requirieron una inversión superior a dieciséis millones de euros, comenzaron en 2008 y concluyeron en 2011, si bien se apreciaron una serie de defectos y carencias que no fueron subsanados hasta el pasado verano. Confederación anunció entonces que estaba en condiciones de ser transferido al Principado, extremo que rechazó con el referido argumento de que en su actual estado los vertidos puntuales a la ría serían inevitables y podrían acarrear sanciones.

Negociaciones

Tras varios desencuentros la consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, mantuvo el pasado diciembre una reunión con la titular del ministerio, Isabel García Tejerina. En ella «le trasladamos toda nuestra voluntad de activar el colector lo antes posible. Tomó buena nota y estamos a la espera de que dentro de ese marco se llegue lo antes posible a una solución», señaló entonces la consejera, que subrayó que el Principado no ha rechazado «en ningún momento» asumir la gestión del colector industrial.

En aquella reunión se habría acordado «dar una serie de pasos pactados y a corto plazo con la mediación de la Dirección General del Agua -organismo dependiente, al igual que Confederación, del Ministerio- para poder llegar al último objetivo, recibir la instalación para que el Consorcio para el Abastecimiento de Agua y Saneamiento en el Principado la pueda gestionar con todas las garantías jurídicas». Más recientemente la alcaldesa, Mariví Monteserín, vaticinó que el acuerdo era inminente.

La realidad es que las negociaciones no han llegado a buen puerto y el colector sigue sin funcionar. Una vez operativo, culminará la larga y costosa renovación de la red de saneamiento de Avilés, iniciada en los años noventa, y supondrá un paso en firme hacia la recuperación medio ambiental de la ría.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate