El Comercio
Zona de El Espartal.
Zona de El Espartal. / P. BREGÓN

Cuatro rescates en un día de masiva afluencia a las playas

  • Salvamento sacó del agua a tres bañistas en apuros en Salinas a la altura de El Espartal y a un buceador a pulmón libre en Bahínas

Salvamento realizó cuatro rescates sin más consecuencias que el susto en una jornada de masiva afluencia a las playas en la que también se registraron los ya habituales atascos en los aparcamientos de San Juan y de Bayas. Uno fue múltiple, tres personas, una con colchoneta y otra con tabla de bodyboard sin aletas, que se bañaban a la altura de la escalera número nueve del paseo de Salinas, fuera de la zona de baños. No conseguían salir del agua por sus propios medios y fueron rescatados a nado por varios socorristas, sin que fuese necesaria la intervención del equipo médico trasladado en una ambulancia.

El otro rescate se materializó en Bahínas, un submarinista a pulmón libre que, al igual que los bañistas, no era capaz de alcanzar la orilla. De igual forma, fue sacado a tierra por personal de Salvamento.

La víspera, los socorristas habían rescatado a última hora de la tarde a un bañista en apuros en la playa de San Juan, que según advierte Salvamento se ha vuelto especialmente peligrosa en marea baja como consecuencia de las corrientes y los pozos. Una vez en la arena fue atendido por el personal sanitario de una ambulancia, sin que presentase signos de haber sufrido males mayores. Con los cuatro de ayer, el número de rescates se eleva a ocho.

Fue el primer domingo del año con temperaturas veraniegas. La estación meteorológica del Aeropuerto registró una máxima de 27,1 grados y una velocidad del viento de 21 kilómetros por hora con rachas de 39. Según la Agencia Estatal de Meteorología el mercurio volverá a alcanzar hoy los 27 grados y el viento, del componente norte, amainará hasta los diez kilómetros por hora.

Salvamento izó ayer la bandera amarilla en todas las playas de Castrillón.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate