El Comercio

La temporada de cruceros de 2017 se abre mañana con una nueva escala del 'Braemar'

El 'Braemar 'maniobra en aguas próximas a la dársena de San Agustín. La imagen se repetirá mañana martes.
El 'Braemar 'maniobra en aguas próximas a la dársena de San Agustín. La imagen se repetirá mañana martes. / MARIETA
  • El calendario se completa con las visitas del 'Boudica', el 'MS Bremen' y el 'Saga Pearl II' y ya se esperan otros tres de cara al próximo año

El 'Braemar' visita de nuevo Avilés. Atracará a primera hora de mañana martes en la dársena de San Agustín, junto al Niemeyer, procedente de Vigo y partirá en torno a las cinco de la tarde rumbo a Normandía (Francia) para adentrarse en el río Sena y navegar hasta Rouen, el último puerto que tocará antes de arrumbar a Southampton (Reino Unido) y poner punto final a una travesía de catorce días denominada 'Ríos de España y Francia' en la que ha remontado otros dos ríos, el Garona, también en Francia y el Guadalquivir, hasta Sevilla.

Con 196 metros de eslora y un estándar de ocupación de 929 pasajeros atendidos por 371 tripulantes, el 'Braemar' es el barco que en 2012 abrió el capítulo de Avilés como puerto de destino de cruceros de recreo y con diferencia el que más veces la ha visitado. El calendario de 2017 se completa con otras tres visitas: el 'Boudica', el 25 de septiembre, también de la compañía noruega Fred.Olsen, el 'MS Bremen', el 3 de octubre, de la chileno-alemana Hapag-Lloyd, y el 'Saga Pearl II', de la británica Saga, el 6 de diciembre.

El 'Boudica' mide 205 metros de eslora, tiene capacidad para 880 pasajeros y 329 marineros, oficiales y personal de servicio y también ha recalado en Avilés en anteriores ocasiones. Su próxima visita forma parte de una singladura bautizada 'Escenas de España', con salida y llegada en Liverpool (Reino Unido). Avilés será, tras La Coruña, la segunda escala, para continuar hacia Santander y Bilbao antes de regresar al puerto de partida.

Hapag-Lloyd Cruises, la división de cruceros de Hapag-Lloyd, cuarta naviera mercante más importante del mundo tras su alianza en 2014 con la chilena Compañía Sudamericana de Vapores, incorporó el año pasado a Avilés como puerto de destino de sus cruceros con el 'MS Europa', considerado uno de los cruceros más lujosos del mundo.

El 'MS Bremen' es más pequeño, 111 metros de eslora, 164 pasajeros y cien tripulantes, y menos glamuroso, pero también de alta categoría, cuatro estrellas plus. Está especializado en cruceros árticos, antárticos y exóticos, aunque no es el caso. Su escala en la ría será la tercera de una 'travesía musical' de diez noches desde Hamburgo (Alemania) a Lisboa, con visitas a Ostende (Bélgica), Portsmouth y, tras Avilés, Honfleur. St. Malo, (Francia), Celeiro, Marín, y Viana Do Castelo (Portugal).

Saga se estrena en Avilés con el 'Saga Pearl II', de 165 metros de eslora y un máximo de 449 pasajeros atendidos por 252 tripulantes. Será la última escala de una travesía de dieciocho noches, desde Southampton hasta las Islas Canarias, con regreso al puerto de partida. Saga anuncia dos nuevas visitas del 'Saga Pearl II' para el próximo año, en el que también está prevista una del 'Braemar'. Las compañías aún no han cerrado sus calendarios, por lo que no se descartan nuevas escalas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate