El Comercio

La música a través del objetivo

Guillermo López posa junto a una de sus instantáneas en el espacio de La Carriona.
Guillermo López posa junto a una de sus instantáneas en el espacio de La Carriona. / MARIETA
  • El fotógrafo amateur Guillermo López expone sus retratos en La Carriona hasta julio

Con la pasión propia de alguien que ha podido hacerle un hueco a un hobby en su vida, Guillermo López se muestra exultante por el resultado del trabajo que ha dado lugar a su primera muestra individual de fotografías que colgará hasta el próximo mes de julio en la sala de exposiciones de La Carriona. La satisfacción no viene tanto por el contenido en sí, sino por su significado. «Cuando encuentras un trabajo de lo tuyo lo das todo para estar a la altura y tiendes a olvidarte del resto de tus aficiones», explica el artista amateur.

Pero ahora, con el paso de los años, este analista informático ya ha encontrado el equilibrio para combinar todos estos intereses y cultivar su amor por la fotografía. «Como en el 'curro' estoy bastante estable puedo dedicarle más tiempo», comenta. Aunque asegura que siempre sintió una especial atracción por esta técnica y que de pequeño «era fácil verme con una cámara en la mano», no fue hasta hace poco cuando comenzó a formarse de manera 'oficial' en la Escuela de Artes y Oficios de Avilés. «Allí se podría decir que, además de aprender mucho, cogí 'carrerilla' en esto de hacer fotos, a pesar de que este vicio nunca me había abandonado», asegura. En el centro encontró también una plataforma de difusión para dar a conocer su trabajo y participó en sus dos primeras exposiciones colectivas. «A raíz de eso fui conociendo a más gente y colaborando con otros artistas de manera bastante profesional», recuerda.

La confirmación del esfuerzo llegó cuando le ofrecieron participar en una muestra colectiva sobre música en Madrid y varios artistas confiaron en él para dar forma a la portada de sus discos, algunos de ellos nominados a los premios oficiales de la música asturiana (los AMAS). Esta relación con la música no es casual, ya que es la otra gran afición de Guillermo López, guitarrista en sus tiempos libres.

«Como son mis dos grandes pasiones, siempre que puedo intento combinarlas», afirma. ¿El resultado? Una colección de veinte retratos, incluidos los tres que ya expuso en Madrid, que adornan La Carriona desde el pasado sábado 3 de junio. El 'leitmotiv' de estas instantáneas es el micrófono, que actúa como nexo de unión del trabajo del artista. «El algunas aparecen músicos profesionales a los que he podido 'cazar' en pleno concierto, pero otras simplemente tratan de transmitir el espíritu de la música», esclarece el autor.

Raíces artísticas

El mundo del arte y sus distintas disciplinas no era ajeno a Guillermo López, hijo del reconocido pintor local José Ramón López Suárez 'Moreno'. Aunque se cumplen ya tres décadas desde su fallecimiento, el fotógrafo no se olvida de su padre, acordándose de él en cada éxito. «Que la gente conozca mis fotos es lo de menos, para mí lo realmente importante es homenajearle», señala de forma muy emotiva.

Y es que 'Moreno' firmó trabajos tan importantes como su retrato al ahora rey de España, Felipe VI, que el propio Principado le entregó a él y a su padre durante la ceremonia de coronación como Príncipe de Asturias, o el que elaboró a óleo del boxeador Dacal cuando ganó la medalla olímpica.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate