El Comercio

La partida destinada a gastos de personal se mantiene estable

Trabajadores del servicio de Urgencias en una imagen de archivo.
Trabajadores del servicio de Urgencias en una imagen de archivo. / MARIETA
  • El San Agustín cuenta con la autorización para contratar a un cardiólogo, pero no encuentra profesionales para cubrir la plaza

Una de las partidas más importantes en el presupuesto del Área Sanitaria III es la destinada a los gastos de personal, a la remuneración de los distintos profesionales que trabajan al servicio de los pacientes. El año pasado se incrementó en algo menos de dos millones de euros (pasando de 92.480.093,62 a 94.269.623,02), y para este se mantendrá estable.

«De momento, el personal con el que contamos es más o menos el mismo», repasa Enrique González, gerente del Área Sanitaria III. De cara al verano que está apunto de comenzar, y para paliar los movimientos en las plantillas que provocan las vacaciones, se ha previsto reforzar las áreas de Traumatología, Ginecología y Urología. «Para que no aumente la lista de espera», explica el gerente.

Hay una especialidad que tratan de cubrir y de momento no lo han logrado. «Tenemos una autorización para contratar un cardiólogo y no lo hemos conseguido aún», desvela un González que asume que «la enorme dificultad para contratar a especialistas» es una cuestión que trasciende las fronteras asturianas, para transformarse en una cuestión nacional. Recuerda, a este respecto, la drástica reducción del número de profesionales MIR en los últimos años, «en más de 2.000», lo que se convierte en un problema estructural.

Enfermería y fisioterapia

Desde el sindicato SATSE estiman que una de las prioridades a abordarse debería ser el refuerzo del personal de enfermería, para mejorar la turnicidad, así como el de matronas y el de fisioterapeutas. Y mejorar situaciones concretas, como la noche, «porque estamos muy escasos de personal», reclama Trinidad Caminero. Asimismo, piden «adecuar el personal de urgencias a las necesidades» actuales del servicio. Otra de las preocupaciones, en cuanto al esquema de la Atención Primaria, es la reposición «de todas las jubilaciones, y que se «cubran todas las bajas». «Que no se trate de ahorrar por ese lado», matiza Caminero, asimismo integrante de la Junta de Personal del Hospital San Agustín. Lamenta, además que «en Atención Primaria solo se cubren una parte de las vacaciones de verano», y cree que, en las zonas en las que la población estacional crece en el verano, como Salinas o Luanco, «sería oportuno reforzar la atención» para evitar que se sature. «Para ello se necesita incrementar los recursos y los medios de los que se dispone actualmente», recuerda.

Una de las peticiones desde el sindicato reside en «formar al personal de la casa en diferentes competencias, por si alguien se ausenta por alguna cuestión puntual, otro pueda cubrirlo sin dejar al descubierto el servicio».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate